Los cachorros y el llanto nocturno

Para el nuevo integrante de la familia, llegar una nueva casa lejos de su madre y sus hermanas es una situación abrumante y confusa. Ante esto los cachorros se angustian y se sienten inseguros

Los primeros 7 días en casa

Para la llegada de un nuevo cachorro, lo más importante es crear un ambiente de confianza y cariño. Pero ¿Que pasa cuando llega la primera noche… la segunda… la tercera y el cachorro no para de llorar?

Debes entender los motivos del llanto del animalito: tiene miedo.

Durante el periodo de lactancia, la madre del cachorro produce una feromona especial que tranquiliza y calma a los pequeños.

Por lo general el cachorro necesita 7 noches y un lugar seguro, cálido y tranquilo para lograr adaptarse a su nuevo hogar.

Durante el periodo de adaptación deberás tener paciencia. Lo más probable es que el perrito o gatito llore solo las primeras noches, hasta que se adapte a la nueva situación. Esto puede ocurrir entre los 3 y los 7 días.

Foto: Depositphotos.com

Si el llanto se prolonga en el tiempo habrá que corregir algunas de nuestras actitudes hacia el animal.

Los perros dejan de ser cachorros aproximadamente a los 2 años de edad, dependiendo de la talla. Los gatos entran a su edad adulta a partir de los 9 meses. Por eso es que la paciencia y el compromiso debe ser formal.

¿Donde debe dormir el cachorro?

Algunos expertos señalan que el pequeño cachorro debe dormir solo desde el primer día en su nuevo hogar. Y que, por más que llore, no debemos acudir a consolarlo. Pues si cedemos, estaremos criando un animal demasiado dependiente de nosotros, que pude llegar a desarrollar en el futuro trastornos como la ansiedad por separación.

Otros afirman exactamente lo contrario. Si dejamos solo al cachorrito llorando por la noche, seguramente se convertirá en un adulto miedoso y con pánico a la soledad.

Muchos coinciden que una solución a esto es dejarlo que duerma dentro de un kennel cerca nuestra cama las primeras noches, y colocarle una manta que lo cubra. Esto ayudará a que no llore o llore menos.

Es fundamental que NO lo castigues ante sus llantos nocturnos. Esa siempre es la peor opción.

Foto: Pixabay.com

También se recomienda jugar con él un buen rato antes de la hora de ir a la cama. Si está cansado seguramente dormirá más y llorará menos. Procura que haga sus necesidades antes de ir a dormir. Así reducirás las posibilidades de que se despierte.

·Una buena idea es colocar una botella con agua calientita envuelta en una toalla, dentro de la cama del cachorro. Simulará el calor de la madre y le ayudará a relajarse.”

Los cachorros menores de 6 semanas son especialmente vulnerables a las pulgas, pero son demasiado frágiles convencionales sobre ellos, ya que dañan su salud. Entonces ¿cómo lo hacemos?

Las zonas dónde la infestación es más abundante suelen ser la barriga, las axilas, los genitales y el cuello. Presta atención a esa zona. Las pulgas son los pequeños puntos negros en movimiento.

Una forma de saber si realmente nuestro cachorro tiene pulgas será mojar levemente el pelaje del perro. Las heces de las pulgas, de color negro, se tornan de color rojo al entrar en contacto con el agua.

Antes de aplicar un tratamiento antipulgas a un perro cachorro, siempre lee el envase primero, porque allí el fabricante indicará la edad mínima para el uso del producto.

Para quitar pulgas a cachorros menores de 6 semanas, lo mejor es bañarlos en agua templada. Es muy importante que tengas cuidado de que tu cachorro no se enfríe, así que haz este proceso en una habitación cálida y seca al cachorro muy bien. Pasa todo su pelo con un peine de “púa fina” y vete eliminando las pulgas que aún queden en el cachorro, manualmente.

Una vez tu perrito tenga 8 semanas, puedes comprar en el mercado su tratamiento antipulgas, asegúrate de consultar con tu veterinario de confianza.

Fuente: misanimales.com

Dinos, que estas pensando...