¿Qué hacer si mi cachorro llora por la noche?

Para la llegada de un nuevo cachorro, lo más importante es crear un ambiente de confianza y cariño. Pero, ¿qué pasa cuando llega la primera noche… la segunda… la tercera y el cachorro no para de llorar?

Para el nuevo integrante de la familia, llegar a una nueva casa lejos de su madre y sus hermanos, es una situación abrumante y confusa. Ante esto el cachorro se angustia y se siente inseguro.

Durante el periodo de lactancia, la madre del cachorro produce una feromona especial que tranquiliza y calma a los pequeños. Por lo general un cachorro necesita 7 noches y un lugar seguro, cálido y tranquilo para lograr adaptarse a su nuevo hogar.

Los primeros 7 días

Durante el periodo de adaptación deberás ser firme y dejar que el cachorro duerma solo. Una buena idea es colocar una botella con agua calientita envuelta en una toalla, dentro de la cama del cachorro. Simulará el calor de la madre y le ayudará a relajarse.

Foto: depositphoto.com

Lo más probable es que el perrito llore solo las primeras noches, hasta que se adapte a la nueva situación. Esto puede ocurrir entre los 3 y los 7 días. Si el llanto se prolonga en el tiempo habrá que corregir algunas de nuestras actitudes hacia el animal.

Es malo dejar dormir a mi cachorro solo o no? Esa es la gran pregunta:

A esta pregunta hay dos posibles respuestas:

  1. Algunos expertos señalan que el pequeño can debe dormir solo desde el primer día en su nuevo hogar. Y que, por más que llore, no debemos acudir a consolarlo. Pues, si cedemos, estaremos criando un animal demasiado dependiente de nosotros, que puede llegar a desarrollar en el futuro trastornos como la ansiedad por separación.
  2. Otros afirman exactamente lo contrario. Si dejamos solo al cachorrito llorando por la noche, seguramente se convertirá en un adulto miedoso y con pánico a la soledad.
Foto: depositphoto.com

Lo mas recomendable, según Jacobo Escobar, entrenador canino, tiene que ser algo gradual, y depende mucho del carácter del cachorro, porque algunos lloran muy poco y es mejor dejarlos y los que son más dependientes hay que hacerlo poco a poco.

A mi me ha funcionado que el perro duerma al principio cerca pero en kennel soy fiel creyente del acostumbrarlos al kennel pero nunca tan lejos de uno.

Una solución a esto es dejarlo que duerma dentro de un kennel cerca tu cama los primeras noches, nos dice Oscar Barneond, entrenador canino, y colocarle una manta que cubra el kennel ayudará a que no llore mucho. También es importantes saber qué vínculo se desea con el perro.

Foto: depositphoto.com

Cuando el perrito llega a tu casa, se convierte en el centro de atención de toda la familia. Durante el día se le prestan cuidados constantes. Pero si cuando llega la noche se lo deja solo y a oscuras, está claro que se va a sentir abandonado y comenzará a llorar.

Por eso es importante que aprenda a quedarse solo, de a ratos, a lo largo del día, en el espacio asignado para que duerma. Así la experiencia nocturna no será tan traumática.

También es fundamental que NO lo castigues ante sus llantos nocturnos. Esa siempre es la peor opción.

Juega con él un buen rato antes de la hora de ir a la cama. Si está cansado seguramente dormirá más y llorará menos.

Procura también que haga sus necesidades antes de ir a dormir. Así reducirás las posibilidades de que se despierte.

Fuente: https://misanimales.com/



Dinos, que estas pensando...