Erick Cruz hizo de su amor por los perros una profesión

Las pruebas son oportunidades. Así ve ahora la vida Erick Cruz, un joven de 31 años que en el 2012 sufrió un derrame cerebral mientras conducía su vehículo y quedó en coma inducido, lo cual lo obligó a abandonar su carrera universitaria, pero se encontró con un mundo más hermoso: el mundo canino.

Recientemente publicó su libro Una Cola de Milagros, con el prólogo realizado por el propio César Millian.

 

Erick Cruz el entrenador de perros en Guatemala

Erick, nació el 11 de diciembre de 1,985. En el 2012, cuando contaba con 26 años de edad, sufrió un derrame cerebral el cual provocó que la mitad de su cuerpo quedara paralizado.

Ante ello, Erick se vio en la necesidad de aprender a realizar las actividades motoras de nuevo, incluyendo el caminar.  A pesar de ser tiempos difíciles para él,  este episodio no fue  impedimento para que Erick alcanzara sus sueños.

Después del accidente, Erick recibió de regalo un chihuahua a quien llamó Fibi y gracias a ella logró descubrir el amor por las mascotas, y sus habilidades para tratar con ellos.

La pequeña Fibi le devolvió la sensibilidad en el brazo izquierdo, al lamerlo, y así empezó la conexión entre ellos.

Fibi me dio amor incondicional. Eventualmente empecé a entrenar a la perrita sin ningún conocimiento, y rapidísimo aprendió trucos. A los 15 minutos aprendió a rodar”, afirma Cruz

Por ende, empezó a entrenar a algunos perros, y pudo darse cuenta que eran los peludos quienes le estaban ayudando a volver a caminar, a sonreír, a devolverle la vida y todo lo bueno que hay en su alrededor.. De esa forma, su recuperación fue mucho más rápida, y según él mismo afirma, fueron los perros quienes lo “rehabilitaron”.

El Encantador de Perros y Erick Cruz

En 2015, Erick se encontraba recaudando fondos y tomar el curso de Cesar Millian “el encantador de perros” en el extranjero.

Hizo un vídeo contando su historia para poder reunir el dinero, y de alguna forma, el vídeo llegó a manos de el famoso entrenador,  y en ese mismo año se le otorgó una beca en Estados Unidos para entrenarse con Cesar Millian, en donde obtuvo los conocimientos suficientes para convertirse en un entrenador y psicólogo de perros.

Desde entonces se dedica a entrenar perros, y se esfuerza por esparcir los principios del entrenamiento canino alrededor del mundo.

Con los peludos trabaja, comportamiento dentro y fuera del hogar, socialización con perros y humanos, y liderazgo.  Su enfoque se basa en cambiar la mentalidad humana para que vean a su mascota como un perro y no como un bebé.

Es el fundador de “Erick Cruz Hotel & Day Care “, el hotel de perros más grande de Guatemala. En él, cuentan con una  piscina en forma de hueso para que los canes hagan natación o hidroterapia. Cuenta con un servicio de bus que recoge a las mascotas en su casa, se les lleva al hotel, socializan, caminan, hacen amigos, y al final del día se les regresa a su casas, en este hotel los perros pueden ser libres y felices.

Su sueño es convertir a Guatemala en un país “pet friendly”, y seguir alcanzando más metas.

Además, Erick se desempeña como orador motivacional, dedicado a inspirar a las personas para que creen la mejor versión de ellos y hagan del mundo un mejor lugar, al convertir sus sueños en realidad.

Fuente: guatemaltecosilustres.com/prensalibre.com

Te puede interesar: 

Dinos, que estas pensando...

Deja un comentario

X