moquillo canino

6 datos importantes que debes saber sobre el moquillo canino antes que sea demasiado tarde

El moquillo canino, es una de las enfermedades virales que más afecta a nuestras mascotas, es importante que nos informemos  sobre esta enfermedad, para saber cómo reconocerla, tratarla y sobre todo, prevenirla.

1. ¿Qué es el Moquillo Canino? Conocido también como distemper, es un peligroso virus que afecta a los perros y a otras especies animales. Se trata de una enfermedad viral muy cercana al sarampión en los humanos. Afecta de forma importante a los animales, en especial a los cachorros y los perros mayores, que pueden desarrollar más complicaciones. Aunque existe una vacuna contra el moquillo, muchos animales son vulnerables aún a este virus.

2. ¿Cómo se contagia el moquillo?  Al tratarse de un virus, la forma de contagio reside en el contacto con los fluidos de perros infectados, incluyendo el agua o la comida que ha sido consumida por los mismos. La enfermedad es capaz de viajar por aire, por lo que ésta es otra forma de contagio habitual. Una vez en el cuerpo de la mascota, el virus toma entre 14 y 18 días para incubarse, momento tras el cual comienzan a mostrarse los primeros síntomas.

Es importante saber que el moquillo canino NO puede trasmitirse al humano.  Pero si una persona que esté en contacto con perros enfermos de moquillo puede llevar partículas contaminadas en su ropa, sus zapatos o sus manos, será portador del virus y podrá contagiarlo a otros perros.  

Los gatos padecen otra enfermedad conocida como “moquillo felino” o panleucopenia (PF), causada por el virus del parvo felino. Pero un perro con moquillo canino no puede contagiar a un gato de moquillo felino, porque son virus diferentes, (y viceversa tampoco).

3. ¿Qué síntomas debo reconocer del moquillo?  Al moquillo se lo llama “la enfermedad de los mil síntomas”, por eso no es tan fácil de diagnosticar, y menos a simple vista. Si descubres algunos de los signos que vamos a enumerar a continuación (no hace falta que tu perro tenga todos), debes acudir cuanto antes a tu veterinario porque esta es una enfermedad seria. Un listado más detallado de los síntomas del moquillo es:

  • La diarrea en perros
  • Ocasionalmente heces con sangre
  • El perro puede vomitar
  • Tos, estornudos, o dificultad en las vías respiratorias
  • El perro con moquillo puede tener descargas nasales, es decir, soltar “mocos” (de ahi el nombre). A veces son como flemas VERDES en la nariz y los ojos.
  • Flema en los pulmones.
  • Puede estar más somnoliento o cansado, aparece fatigado
  • Pérdida de apetito. A veces incluso dejan de beber agua.
  • Fiebre
  • Puede haber dermatitis
  • Si no se trata, el moquillo termina por atacar al sistema nervioso central, por tanto en casos avanzados pueden darse “tics nerviosos”, fallos motores por convulsiones o parálisis parciales. (Los tics nerviosos del perro suelen aparecer en una pata o hasta en la cabeza).

Un síntoma bastante característico del moquillo es que las almohadillas de los pies del perro pueden estar duras, secas y agrietadas.

4. Diagnostico de Moquillo: Los primeros síntomas del moquillo pueden apuntar a diversas enfermedades, pero una forma de determinar si se trata de éste virus o de cualquier otra infección es analizando las secreciones oculares producidas por la conjuntivitis. Los problemas respiratorios y el endurecimiento de las almohadillas son síntomas importantes que normalmente apuntan al moquillo, sin embargo siempre se realizarán pruebas para confirmar el diagnóstico.

El moquillo no es “un simple catarro”. Si no reciben tratamiento, un porcentaje alto de perros morirá de moquillo.

 

5. Tratamiento del moquillo: El moquillo es una enfermedad de gravedad importante que no tiene tratamiento específico, a lo que apuntan los veterinarios es a aplicar medicación para contrarrestar los síntomas que se van presentando y permitir que el perro desarrolle sus propias defensas contra la enfermedad. Los antibióticos para luchar contra las infecciones que genera la enfermedad, los suplementos vitamínicos y los medicamentos para aliviar síntomas específicos son el tratamiento habitual en casos de moquillo. Mientras antes se detecte el moquillo mejor son las expectativas de vida para el perro, evitando así que el virus avance y ocasione daños neurológicos irreversibles.

6. Prevención del Moquillo: Ante cualquier enfermedad la mejor herramienta es siempre la prevención, y en el caso del moquillo es posible lograrlo con la vacunación oportuna. El perro debe vacunarse por primera vez contra el moquillo entre las 6 y 8 semanas de edad, y recibir el refuerzo de la vacuna cada año.  Nunca lleves al perro cachorro al campo o lo pongas en contacto con otros animales sin antes haber recibido todas sus vacunas, en especial la del moquillo, pues estarás poniendo en riesgo su vida.

 

Fuente: www.mundoanimalia.com / www.petdarling.com

Dinos, que estas pensando...

Deja un comentario

X