almohadillas

3 Tips para cuidar las almohadillas de tu perro

Las almohadillas del perro son esenciales para que nuestro amigo mantenga el equilibrio y para ayudarle a amortiguar el impacto de su peso. Sin embargo, esta zona también sufre, se agrieta, e incluso, puede sangrar.

Esto explica la importancia de cuidar las almohadillas del perro en  la ciudad y de aprender a endurecerlas antes de las caminatas, ya que no todos los suelos son iguales para las patas de nuestro perro.

1. Alterna superficies de caminata: conviene alternar las superficies de pisada para el perro durante los paseos urbanos. Combinar la acera con zonas jardinizadas o cubiertas con césped es una buena idea para proteger las almohadillas del animal. Esto es importante, de forma especial, durante el verano, cuando el cemento resulta más abrasivo para los apoyos del perro.

2. Inspeccionar el terreno: revisa siempre el lugar que pisa tu mascota y asegurarnos de que esté libre de objetos cortantes o cristales es fundamental para que el paseo por la ciudad sea seguro para nuestro amigo. En cualquier caso, tras las caminatas, conviene revisar sus almohadillas para detectar posibles llagas o heridas que haya que curar.

3. Limpieza del área: mantener las superficies de apoyo del perro limpias, este es otro paso importante para proteger a nuestro amigo. Para ello conviene eliminar cualquier resto de materiales que haya podido quedar adherido en la zona.

Fuente: PETmi

Fecha de publicación: 11.Nov.2014

Dinos, que estas pensando...

3 comentarios

  1. Julia, si están resecas puede aplicarle sábila para que se suavicen y tratar de no sacarlo al pavimento cuando este muy caliente.

Deja un comentario

X