6 Medicamentos humanos que son tóxicos para nuestras mascotas

La ingestión de ciertos medicamentos humanos es la causa número 1 de intoxicación en mascotas. Puede ser muy perjudiciales o incluso mortal para las mascotas.

Para evitar este tipo de accidentes, a continuación presentamos una lista de 6 medicamentos de uso humanos que pueden ser tóxicos para nuestros animales de compañía:

  1. Antiinflamatorios No Esteroidales: Entre estos productos se encuentra el ibuprofeno, ketoprofeno y naproxeno, que son de uso común como antiinflamatorios en humanos, y son la causa número 1 de intoxicación en mascotas, ya que son extremadamente sensibles a sus efectos, produciendo ulceras estomacales e intestinales y daño renal.
  2. Antidepresivos: Pueden causar vómitos y letargia, y algunos tipos pueden llevar a producir Síndrome de Serotonina, una condición marcada por agitación, aumento de la temperatura corporal, de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial, desorientación, vocalización, tremores y convulsiones.
  3. Acetaminofén: Los gatos son especialmente sensibles a los productos que contienen acetaminofén, ya que puede dañar sus glóbulos rojos e interferir con su habilidad para transportar oxígeno. En los perros, puede causar daño hepático, y a muy altas dosis afecta también a los glóbulos rojos.
  4. Ritalín: Medicamento utilizado para tratar el déficit de atención e hiperactividad, que en nuestras mascotas actúa como estimulante y puede aumentar peligrosamente a frecuencia cardíaca, la presión arterial y la temperatura corporal, hasta provocar convulsiones.
  5. Seudoefedrina: Es un descongestionante utilizado en productos para la gripe y el resfrió. En nuestras mascotas causa un aumento en la frecuencia cardíaca, presión arterial y temperatura corporal como también convulsiones.
  6. Derivados de la Vitamina D: Una pequeña dosis de la vitamina D puede causar daños graves al aumentar los niveles de calcio en la sangre de nuestras mascotas. Los signos clínicos incluyen vómitos, falta de apetito, aumento de la micción y sed por daño renal.

La intoxicación por antiinflamatorios de uso humano en animales de compañía es un tema de vida o muerte.

Si crees que tu perro o gato ha consumido alguno de estos productos, por favor contacta a tu Medico Veterinario inmediatamente.

Los antiinflamatorios no esteroidales (AINE’s) son un grupo de fármacos que son utilizados con frecuencia para tratar el dolor (analgésicos) , la inflamación (antiinflamatorios) y la fiebre (antipiréticos), como por ejemplo el diclofenaco,
ibuprofeno, acetaminofén, aspirina, etc.

De todos estos únicamente la aspirina es utilizada a dosis calculadas por el veterinario para tratar desórdenes
cardiovasculares o musculo esqueléticos en perros y gatos.

Como regla general, no se utiliza ninguno de los AINE’s de uso humano en nuestras mascotas; ya que existen fármacos de uso veterinario específicos y que no hacen daño a nuestras mascotas para tratar el dolor, la inflamación y la fiebre.

Los pacientes que son víctimas de este abuso medicamentoso, son aquellos que han sufrido algún tipo de trauma (atropellamiento, caídas de grandes alturas), otros que los propietarios “creen” que tienen fiebre, y no falta aquel perrito que lo ven deprimido o tiene diarrea y que “creen” que algo le duele por lo que le administran un antiinflamatorio.

La intoxicación produce en el animal una gastritis tan severa, que el vómito es incontrolable e incluso pueden vomitar sangre debido a ulceración gastrointestinal, además de poder sufrir de fallo renal y hepático. Así, una enfermedad inicial leve que pudo tratarse fácilmente, se convierte en una condición de vida o muerte para el paciente, en este caso nuestra mascota.

Es muy importante que el propietario no “esconda” la información de haber medicado a su mascota por miedo a ser regañado por el veterinario, ya que esto dificulta llegar al diagnóstico y tratamiento adecuado.

En conclusión: los perros y gatos no pueden ser medicados por nosotros mismos ya que son especies totalmente distintas al ser humano, con metabolismos y susceptibilidades distintos a los fármacos para humanos. Si crees que tu mascota tiene fiebre, dolor o lo ves decaído, lo mejor que puedes hacer es NO ADMINISTRARLE NADA y dejar que sea el médico veterinario quien determine el padecimiento de tu perro o gato.

Tema realizado por: M.V. Juan José Chávez López Col. 1,367