Muere Citla el Ángel Guardián del Pico de Orizaba

“Citla” el “Ángel Guardián de la Montaña” ha dejado un gran vacío entre miles de personas que lo cuidaban, como de todo el mundo que se ganó su cariño y admiración.

Era un perro mestizo conocido como el “Ángel Guardián de la Montaña”, falleció el pasado jueves 28 de septiembre  debido a complicaciones por un tumor en su hígado.

El perrito tenia aproximadamente 14 años y habitaba en el Pico de Orizaba, la montaña más alta de México, se le detectó un tumor en el hígado que provocó retención de líquidos y un cuadro de anemia, por lo que desde hace una semana atrás era tratado medicamente.

Sin embargo, no respondió al proceso y la mañana del jueves 29 de septiembre murió. Desde hacía años vivía en el Pico de Orizaba, donde se refugiaba en una  caseta de vigilancia.

En la cuenta de Facebook de Citla, página creada para los fans del perrito se lee el siguiente texto:

“Grrrrrr guauuuu ya vamos llegando a la cumbre más alta, Diosito me llamó, amigos… voy recontento… y quiero que ustedes también lo estén, guauuuuuu me llevo muchísimo amor… desde aquí los veo grrrr”.

El presidente del Club Alpino Mexicano delegación Ciudad Serdán (Puebla) y su cuidador, Hilario Aguilar Aguilar, reportaron horas antes que el hígado de Citla ya no respondía y que tenía líquidos en sus pulmones, por lo que era inminente su deceso.

Aunque su edad exacta se desconocía, la leyenda contaba que un albañil contratado, para construir parte del Gran Telescopio Milimétrico Alfonso Serrano, que se encuentra a un costado del Pico de Orizaba, lo llevó a la montaña para que le hiciera compañía.

Los relatos recuerdan que desde entonces el perro se “pegaba” a los alpinistas, a quienes seguía en su viaje a la inmensidad de esa zona y se convirtió en el guía de la montaña y en “el Ángel Guardián” de las personas.

Ayudo a muchas personas a salvarles la vida en el duro trayecto a la subida de la montaña, por las bajas temperaturas de aquel lugar.


Por las condiciones en las que Citla vivió durante más de ocho años en la montaña, su corazón creció más allá del tamaño normal.  ¡Todos te recodaremos Citla! 🙁

Este fue el último adiós que le dieron a Citla

Fuente: yucatan.com.mx

Te puede interesar: 

  • Adiós Agente Bak: El perro policía que muere cumpliendo su deber
  • Carta de un ángel perruno a sus seres queridos

Dinos, que estas pensando...

Deja un comentario

X