Tener una mascota en casa puede curar la fobia social

Quienes poseen un perro, están conscientes de las alegrías que conlleva compartir la vida con ellos, sin embargo es muy probable que desconozcan los beneficios de bienestar que son capaces de aportar a las personas que tienen que lidiar con el trastorno mental como lo es la fobia social.

La fobia social, es un problema de timidez extrema y miedo permanente que actúa como impedimento para aquella persona que lo padece evitando que se relacione con normalidad con el resto de personas.

Año tras año varios pacientes consiguen reducir considerablemente la ansiedad que les provoca la socialización en general gracias al simple hecho de que cuentan con la compañía de un perro.

La obligación de tener que sacarlo a la calle con tal de que pasee y haga sus necesidades trae consigo un aumento de la frecuencia con la que la persona fóbica social abandona su lugar de mayor tranquilidad que acostumbra a ser su hogar.

La timidez extrema y el temor a acudir a lugares públicos también son factores que paulatinamente son dejados atrás debido a que es necesario llevar a la mascota  a sus citas con el veterinario con el objetivo de que reciba los cuidados necesarios para una salud óptima , también deberán visitar con frecuencia los supermercados y las tiendas especializadas en busca de alimentos, juguetes y otros productos, invitando a la persona a interactuar socialmente con el personal de la tienda y los veterinarios.

fobia

Solamente dando este tipo de pasos una persona tímida puede pasar a ser incluso alguien extrovertido.

Tanto los perros como otras mascotas pueden ayudar a aquellas personas que sufren una de las enfermedades más graves, la cual se conoce bajo el nombre de depresión, los mimos de la mascota acaban afectando positivamente a cualquier depresivo mejorando notablemente su estado de ánimo y haciendo que cada día su vida cobre sentido.

Un estado por el que todo ser humano pasa varias veces a lo largo de su vida es el del estrés. Existen varias maneras aptas para combatirlo, pero ninguna de ellas es tan eficaz como la de tener una mascota. Y es que no hay nada mejor para desestresarse después de una dura jornada laboral que llegar a casa y que tu fiel compañero te reciba alegremente e incluso te invite a jugar con él dándote antes y después un cariño incondicional.

fobia social 2

El hecho de ver que a tu perro disfrutar de tu compañía provoca un irremediable pensamiento de que verdaderamente el ser humano no necesita todo lo que anhela, ya que con mucho menos cualquier persona puede alcanzar el nivel máximo de felicidad. Es por ello que algunos psicólogos realizan la afirmación de que las mascotas también ayudan filosóficamente provocando un cambio en la manera de pensar.

Son tantas las dolencias que una mascota  puede llegar a curar y los incontables beneficios aportados que algunos expertos catalogan como el inicio de una terapia la acción de hacerse con una mascota independientemente del tipo de ser vivo que se escoja. Y no es para menos, puesto que desde el primer minuto en que te acompaña una mascota en  tu vida empieza a cambiar de manera positiva prácticamente sin darte cuenta.

Fuente: regiondigital.com

Te puede interesar: 

Dinos, que estas pensando...

Deja un comentario

X