West Highland White Terrier

El West Highland White Terrier, también conocido por Westie o West, se caracteriza por su cabeza redonda y peluda que le da un aire de muñeco de peluche. Su gran inteligencia y ojitos redondos lo han convertido es una de las razas preferidas. Es vigilante del hogar y los niños son sus mejores amigos.

Tamaño de la raza: Pequeña

Características: Travieso, terco, afectuoso, independiente pero fiel.

Peso: 16 a 24 lb

Pelaje: Pelo duro (unos 5 cm de largo), Blanco

Promedio de vida: 13 años

Relación con niños: Buena

Relación con otros perros: Buena

Aptitudes: Perro de compañía

Arreglo: Cepillado semanal, quitar periódicamente el pelo muerto

Origen
Proceden del oeste de escocia. Son descendientes de los Cairn Terriers, de los cuales en ocasiones en las camadas nacían perritos de color blanco, los que eran deshechados por los criadores por considerarlos más débiles.

El Mayor Malcolm de Poltalloch, durante una cacería confundió a su perro Cain Terrier predilecto con una presa, ya que su pelaje rojizo era similar al de un zorro. Después del incidente, decidió criar los ejemplares blancos y en 1904 la raza West Highland White Terrier fue reconocida.

Carácter
Es un perro inteligente y muy cariñoso. Es muy social tanto con los humanos como con otros animales. Es muy valiente y intrépido, siempre está alerta y atento a cuanto ocurre a su alrededor y sale en defensa de su familia. Es juguetón y le encantan los niños

Educación
Es testarudo (como todos los terriers) por lo que no es fácil de educar en la obediencia. Es difícil inculcar al Westie una excesiva disciplina. La atención y la constancia son las claves para conseguirla. Necesita de afecto y todo el ejercicio que se le pueda ofrecer.

Cuidados
Los cuidados de su pelo son necesarios. Los westies no sueltan pelo, es decir que no lo mudan, significa que la muda debe practicarse artificialmente con la técnica del stripping (es una forma de corte de pelo que consiste en retirar el pelo muerto con los dedos o con una cuchilla especial)  Este proceso es indoloro y muy beneficioso para la piel y el pelaje y así evitar infecciones foliculares y dermatitis.

Salud
Suelen tener piel muy sensible y por ello ser propensos a problemas dérmicos, sobre todo a las irritaciones. Además tiene la piel seca, por lo que se recomienda bañarlo una vez al mes. Debido a sus cortas patas es común que se ensucie con facilidad, por lo que habrá que limpiarlo cuando lo requiera.

Es un perro propenso a la formación de sarro en los dientes, por lo que hay que cuidar su salud dental y lavarle los dientes frecuentemente.

Ejercicio
Al ser un perro tan activo, el Westie necesita hacer mucho ejercicio y es recomendable sacarlo a pasear diariamente.

!Westies famosos! Bolt , de la película Bolt

Fuente:  deperros.org / vivapets.es / perrilandia.com / somosperros.com

 

 

 

Dinos, que estas pensando...