El sufrimiento de los animales ante la PIROTECNIA

La pirotecnia (fuegos artificiales y los cohetillos) es el espectáculo característico, que chicos y grandes les gusta por igual, pero en el caso de las mascotas no es algo que ellas disfruten, al contrario, para ellos los fuegos artificiales representan un estado de ansiedad, estrés y hasta pánico en algunos.

A continuación, te explicaremos los diferentes daños que causan estos juegos tanto a las mascotas de compañía como los animales que se encuentran en nuestro alrededor.

El oído es el principal órgano que le daña a los animales ante la pirotecnia

El oído de muchos animales es considerablemente más sensible que el humano, por lo que las explosiones de fuegos artificiales no solo les resultan más perturbadoras, sino que les pueden dañar más gravemente su capacidad auditiva. 

Los ruidos causados por la pirotecnia puede dar lugar a pérdida de la audición


Miedo y estrés

Además de la pérdida de audición, los ruidos causados por la pirotecnia dañan a los animales al ser una causa de que sufran miedo. De hecho, este llega a ocasionar fobias a muchos animales.

Se estima que la quinta parte de desapariciones de mascotas mantenidos como compañía se deben a sonidos muy fuertes, principalmente fuegos artificiales y tormentas.

Maneras en las que distintos animales sufren por la pirotecnia

Perros

Los perros son capaces de oír hasta los 60.000hz, mientras que los humanos no oyen nada a partir de 20.000hz, lo cual supone solamente un tercio de la capacidad de los primeros. Esta agudeza auditiva de los perros es una de las causas que provocan que el sonido de la pirotecnia sea una experiencia negativa para ellos.

Los peludos muestran señales de ansiedad y agobio que se intensifican a medida que se ven incapaces de escapar del sonido.

También se pueden presentar otros signos más intensos, como salivación, taquicardia, micción o defecación, estado de alerta y trastornos gastrointestinales, entre otros. Todos estos signos son indicativos de una situación de un profundo malestar.

Es importante tener en cuenta que los primeros años de vida de los perros son determinantes en el desarrollo de fobias, y exponerlos a sonidos como lo de los fuegos artificiales contribuye a las respuestas de miedo que pueden llegar a tener en el futuro. Cabe indicar sobre esto que se ha estimado que uno de cada dos perros tienen reacciones de miedo significativas a la pirotecnia.

Gatos

Los efectos de la pirotecnia en los gatos son menos evidentes, pero sus respuestas son similares a las de los perros, como intentar esconderse o escaparse. Sin embargo, al margen del miedo que pasan, tienen un riesgo mayor de intoxicación por esta causa.

Su curiosidad hace que muchos de los gatos que se encuentran cerca de zonas donde se queman los juegos pirotécnicos, los ingieran. En algunos casos, llegan a perder la vista o se lesionan gravemente, si se ven afectados por explotaciones de los cohetillos.

Aves

El ruido de los cohetillos puede causar taquicardia e incluso la muerte a las aves. Una muestra del estrés que les provocan se refleja en que pueden causar el abandono temporal o permanente del lugar donde se encuentran.

Durante las fiestas de fin de año, las mascotas sufren, se asustan, se pierden y hasta mueren como consecuencia de los estruendosos ruidos y los destellos luminosos que provocan los distintos artefactos pirotécnicos.

Proteger a tu mascota de la pirotecnia en esta época es de vital importancia para ti como dueño responsable.

Fuente:
https://www.animal-ethics.org/como-dana-la-pirotecnia-a-los-animales/

Dinos, que estas pensando...