¿Qué tipo de alimentador de mascotas soy? Comprometido, mal acostumbrador o cómodo:

Existen varios tipos de alimentadores de perros y gatos, entre los cuáles estás tú. ¿Estás haciendo lo mejor por tu perro? ¿Puedes hacer más? Este artículo te puede dar consejos útiles a la hora de alimentar a tu perro o gato y de esta forma desempeñar mejor tu papel de dueño responsable.

¿Eres un alimentador de mascotas “POCO COMPROMETIDO” si:

  • Tienes a tu mascota solo para cumplir una función especial: guardia (perros), cazar ratones (gatos).
  • Tienes un animal en tu casa, no una mascota.
  • A la hora de alimentarlos, cualquier alimento que esté a buen precio es el indicado.
  • Compras su alimento en tiendas de conveniencia o supermercados.
Foto: depositphoto.com

Consejo:

Todavía tienes mucho por hacer con tu perro o gato. Lo principal es buscar la forma de relacionarse más con él. Muchas veces creemos que es más económico comprar un alimento que tenga el precio más bajo.

Sin embargo, este tipo de alimentos, requiere una muy elevada ración diaria para cubrir los requerimientos de su perro o gato, por lo tanto tienen que comprar más bolsas por mes y casi siempre resulta más caro dar un alimento de mejor calidad.

Eres un alimentador “MAL ACOSTUMBRADOR” si:

  • Las mascotas son como tus hijos.
  • Crees que no existe ningún alimento que cura las necesidades de tu mascota.
  • Cocinas para tus mascotas como forma de darles cariño


Consejo:

Te felicitamos por querer darle tanto cariño a tus mascotas, pero tienes que saber que cuando cocinas para ellos, nunca vas a estar seguro de que su alimentación este exactamente balanceada. Ten muchísimo cuidado porque tus perros y gatos pueden estar sufriendo alguna deficiencia, o por el contrario, pueden estar sobre-ingiriendo grasas, proteínas, vitaminas o minerales que resulten nocivos para su salud.

Eres un alimentador “COMODO” si:

  • Tienes mascotas porque te lo pidieron tus hijos pero ellos no tienen tiempo de atenderlo.
  • Te gustan las mascotas, pero no tanto.
  • Jamás visitas al médico veterinario.
  • La alimentas con sobras, regularmente.
  • Compras el alimento en el mismo momento que la despensa para tu casa.

Consejo:

Es indispensable que nunca le des sobras de comida de la casa a tu mascota, porque, además de desbalancear su alimentación, puede causarle daño, (ejemplo: gastritis crónicas o hepatopatías)

Eres un alimentador “FANATICO DEL PALABRAR” si

  • El factor más importante de un alimento es que su perro se lo “devore”
  • Crees que cuanto más rápido y con más voracidad se coma la comida que le ofreces, le estás dando más cariño.

Consejo:

Ten muchísimo cuidado, hay alimentos en el mercado que tienen una gran cantidad de saborizantes artificiales que hacen que los perros se “devoren” el alimento. ¿Alimentarías a tu hijo solo con golosinas?

Eres un alimentador de mascotas “EXPERTO” sí:

  • Estás muy preocupado por la salud de tu perro o gato.
  • Consulta regularmente al veterinario y cumple sus recomendaciones.
  • Crees que el precio y el sabor, si bien son importantes, no son fundamentales si tu médico se lo recomienda.
Foto: depositphoto.com

Fuente: Dra. Lorena Gambini, Bayer de México

Temas de interés:

Dinos, que estas pensando...