¿Mi perro tiene Uveítis? ¿Qué es? y ¿Cómo se trata?

Al igual que nosotros, nuestro perro puede sufrir de muchas enfermedades que afectan su organismo, como lo son los ojos. Este órgano es muy importante para nuestro amigo peludo ya que le permite ver a su alrededor.

La uveítis es la infección de úvea 😲, y la úvea es la capa media que conforma el iris, el cuerpo ciliar y la coroides del ojo del perro.

uveítis canina
Foto: pixabay.com

Nuestros amigos peludos pueden sufrir diversas enfermedades y afecciones en los ojos a lo largo de su vida. Una de ellas es la uveítis canina.

Una de las enfermedades más incómoda y visualmente destructora es la uveítis. Para entenderla hay que conocer a qué se le conoce como la úvea.

Los ojos del perro por lo general son bastantes sensibles y como nuestros peludos son tan inquietos es muy probable que alguna vez estos sufran de alguna lesión u enfermedad que les afecte tan importante sentido como lo es la visión.

Si has visto enrojecimiento, lagrimeo excesivo y molestia en sus ojitos, es mejor que leas este importante tema.

¿Qué es la Úvea?

La úvea es la capa media que se encuentra en el ojo de nuestro perro conformada por el iris, el cuerpo ciliar y la coroides.

Cuando esta se ve afectada por algún agente infeccioso u otra causa y se inflama, es allí cuando provoca la uveítis.

uveítis canina
Foto: depositphoto.com

Pero… ¿Qué le puede provocar uveítis a mi perro?

Existen muchos factores y agentes que pueden provocar esta inflamación en la úvea del ojo del perro:

  • Traumatismos: Cuando nuestro perrito sufre algún accidente o golpe que afecte sus ojos.
  • Neoplasias: Los tumores oculares primarios en perros son causantes de uveítis tales como los melanomas uveales, adenomas del cuerpo ciliar, adenocarcinomas y melanomas coroidales.
  • Infecciones: Causadas por distintos agentes como las bacterias, virus, hongos, protozoarios, algas y parásitos.
  • Inflamación no séptica: Causada por el síndrome uveodermatológico (muy parecido a la enfermedad Vogt-Koyanagi-Harada) que afecta a razas árticas tales como:  Akita, Husky, Samoyedo etc..

¿Qué signos o sintómas se observan en la uveítis canina?

Si observas que tu perrito tiene los siguientes signos, es muy importante que lo lleves con un médico veterinario ya que se puede sospechar de una uveítis canina:

  • Enrojecimiento en los ojos
  • Lagrimeo excesivo
  • Pus
  • Pérdida de la visión
  • Molestia por la luz
  • Cambio en la tonalidad del color de los ojos de tu perro

Es muy importante que recuerdes que la detección temprana de esta enfermedad es primordial para su recuperación y tratamiento efectivo.

Diagnóstico en clínica de la uveítis canina:

El médico veterinario evaluará a tu mascota observando las estructuras oculares por medio de aparatos especiales realizando un examen ocular completo, que conlleva a diversas pruebas clínicas.

Se recomienda además un examen sanguíneo, pruebas bioquímicas, análisis de orina. Todo esto con el fin de dar un diagnóstico certero por la variedad de causas que provocan uveítis.

uveítis canina
Foto: depositphoto.com

Es importante que el dueño le provea al médico toda la información que pueda en especial sobre viajes recientes, estados de vacunación, posibles accidentes y cualquier otro signo clínico que se observe.

Tratamiento de la uveítis en perros

Los objetivos del tratamiento de la uveítis es el eliminar la causa, reducir la inflamación, conservar la pupila, controlar el dolor, y prevenir un glaucoma secundario (según el caso).

Si se trata de una enfermedad infecciosa hay tratamientos específicos y eficaces que deben de ser aplicados de manera adecuada. Si se trata de un tumor como el linfosarcoma es posible que se vea beneficiado con una quimioterapia.

La inflamación ocular en perros puede tratarse con corticosteroides y fármacos antiinflamatorios no esteroideos tópicos y sistémicos.

Revaloración: ¿Qué hacer si tu perro fue diagnosticado con uveítis?

Es recomendable que tu perro sea re- evaluado por el médico veterinario para darle seguimiento.

El pronóstico para la respuesta al tratamiento va a depender de la localización, extensión, y duración de la inflamación y lo oportuno y adecuado del tratamiento.

Cuando la inflamación ha sido leve a moderada y la causa ha sido reducida o eliminada con el tratamiento, el pronóstico es bueno.  La uveítis recurrente tiene mal pronóstico a largo plazo.

Una infección crónica que afecta otros órganos o un cáncer que se ha diseminado tiene un pronóstico reservado.

RECUERDA que no puedes medicar a tu mascota sin tener una receta médica.

DANA Hospital Veterinario Guatemala

https://www.facebook.com/danahospitalgt/

Cuando hablamos de la salud de nuestro amigo peludo implica que nuestro perro goce de un estado óptimo y equilibrado de bienestar en todos los órganos que conforman su cuerpo para llevar una vida feliz.

Tema por: MV. Pavel Matute Colegiado 1907

Dinos, que estas pensando...