Problema de espalda en perros: Causas y síntomas

Algunos perros con espaldas largas o patas cortas, son más propensos a la hernia de disco (desplazamiento de los discos intervertebrales), lo que puede provocar problemas que van desde dolor de espalda leve o agudo hasta parálisis.

Adicional a las causas físicas, otro problema que puede causar dolor de espalda en los perros es la obesidad.

Los perros con sobrepeso son más propensos a desarrollar problemas de espalda debido a la presión adicional sobre la columna vertebral.

La edad también es un factor que puede contribuir a los problemas de espalda sin importar la estructura del cuerpo

Los animales mayores pierden masa muscular y la transmisión nerviosa ya no suele ser muy buena.

Algunos síntomas de los problemas de espalda en perros pueden ser:

Si notas alguno de estos síntomas, no esperes y llama a tu veterinario.

  • Caminar muy lentamente o tambalearse.
  • Incapacidad de subir gradas.
  • Cojear. Estrés por el dolor.
  • Tiene la espalda curvada.
  • Pérdida del apetito o incapacidad de bajar la cabeza para comer,
  • en los casos más graves, el perro puede quedarse paralizado
  • Incapaz de ponerse de pie o de utilizar alguna de sus patas.
  • Sufren de incontinencia urinaria y fecal.

Una vez identificado el problema, si se realiza el tratamiento adecuado.

En los casos en los que el perro haya perdido la sensibilidad de forma profunda en las extremidades durante 24-48 horas el pronóstico es delicado y podrá ser indicado operar para retirar los discos rotos.

Para los casos menos severos, el descanso y la medicación puede ser suficiente.

4 formas de prevenir los problemas de espalda en perros

Es importante prevenir para evitar cualquier problema posterior:

  • Conoce las características físicas de tu perro para poder tomar medidas a tiempo.
  • Controlar el peso, esto ayudará a aliviar o incluso eliminar algunos problemas de espalda en los perros.
  • Usar rampas para no forzar su espalda al subir y bajar sobre todo cuando sea todavía un cachorro.
  • Provee una buena cama o espacio cómodo para descansar. En general un perro adulto duerme unas 13 horas al día.

¿Qué es el desplazamiento de los discos intervertebrales?

La espina dorsal del perro (y la de los humanos también) está compuesta de “vértebras”. En el caso de los perros, las vértebras se extienden desde la base del cráneo hasta el extremo de la cola.

Entre las vértebras se encuentran discos intervertebrales tipo cojín.

Cada disco está formado por dos partes: un anillo fibroso externo llamado anillo fibroso; y un interior denso y gelatinoso llamado núcleo pulposo.

La hernia discal se produce cuando “los discos de gelatina” se calcifican o rompan y pierden su función de amortiguar.

Estos discos proporcionan amortiguación entre cada vértebra y permiten que el cuello, la columna vertebral y la cola se doblen.

Monello, un alimento premium para perro o gato
Problema de espalda en perros

Dinos, que estas pensando...