¿Por qué se le cae el pelo a mi perro?

La caída del pelo en perros es bastante normal, por lo que ante todo no hay que preocuparse.

Cómo sabemos que el pelo de nuestras mascotas cumple funciones fundamentales para su bienestar, es importante conocer las principales razones de por qué se le cae el pelo y algunas recomendaciones básicas para su cuidado diario.


Lo primero es tener en cuenta que hay razones naturales de la caída del pelo, por ejemplo, la muda.

Los perros mudan el pelo dos veces al año y lo hacen naturalmente para deshacerse de los pelos muertos y prepararse para el cambio de temperatura

Este cambio de pelaje puede variar mucho de raza en raza, pero para la mayoría normalmente dura uno o dos meses. Lo importante aquí es verificar la cantidad de pelo que sueltan, ya que en estas ocasiones debe ser muy poco.

¿Qué tipo de comida esta comiendo mi perro?

Nuestros perros necesitan una alimentación adecuada rica en nutrientes que los ayuden a crecer sanos, fuertes y felices.


Una alimentación que no cumple con sus necesidades nutricionales puede provocar a la larga un sin número de complicaciones, y entre ellas está la caída del pelo.


Para una piel y pelaje sano opta por una dieta que contenga ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales como el zinc y el selenio.


De igual forma, alimentos ricos en Omega 3 y Omega 6 ayudarán a que el pelo de nuestros perros luzca más brillante.

¿Cómo es el comportamiento de mi perro?

Tal cual nos pasa a nosotros los humanos, los perros también pueden sufrir de estrés. Ya sea porque pasan largas horas del día solos en casa, porque no pueden salir a pasear tanto como les gustaría, porque no hacen la cantidad de ejercicio que necesitan o porque algún cambio nuevo o situación en casa les está afectando. Todas estas razones pueden influir en sus comportamientos y en consecuencia causar la caída del pelo.


Esta razón es bien importante ya que muchas veces el estrés canino no se detecta a tiempo y puede llevar a una caída del pelo más significativa, al punto que ya no es recuperable.


¡Por ello te recomendamos hablar con tu veterinario de confianza si ves que los síntomas no desaparecen! Excluyendo enfermedades o alergias, estas son algunas de las causas más comunes.

Fuente: naturesmiracle.la