¿Por qué mi perro se lame tanto la pata?

Los perros suelen lamerse las patas (y otras partes del cuerpo) cuando, por ejemplo, están mojados, sucios o para quitarse algún olor.

Sin embargo, si esto llega a ser excesivo, existen algunas razones por las cuales debemos prestar atención inmediata, ya que puede ser un aviso de que algo está ocurriendo y hay que interpretarla como una señal de alerta.

El lamido constante de las patas puede estar relacionado con alguna enfermedad o herida que provoque a que el perro quiera lamerse.

Pero ¡OJO! También puede estar asociado a un comportamiento obsesivo compulsivo que suele estar asociado a la ansiedad, el estrés, la falta de estímulos o el aburrimiento de tu perro.

Los trastornos obsesivos compulsivos de los perros

Los perros pueden desarrollar trastornos obsesivos compulsivos (TOC) es un problema de conducta que sucede con frecuencia en los perros y también en los gatos.

Un TOC (o estereotipia), es un comportamiento anormal, caracterizado por el desarrollo de la misma conducta repetitiva y persistente, como movimientos, posturas, rituales sin un fin determinado.

Si notas que tu perro o gato se lame mucho las patas, el primer paso es visitar al veterinario para descartar la existencia de una causa física que lo provoque (alteraciones neurológicas, problemas dérmicos o lesiones, entre otros).

Si no existe ninguna enfermedad, el detonante de este tipo de alteraciones de la conducta hay que buscarlos en la ansiedad, el estrés, la frustración, la soledad, el hacinamiento o el aburrimiento del perro.

El lamido compulsivo, el trastorno más común

El lamido compulsivo de alguna zona de su cuerpo, principalmente la zona del carpo de las extremidades anteriores, los dedos o las almohadillas y/o el tarso de las posteriores, es seguramente la compulsión más común en los perros.

Es especialmente grave puesto que suele derivar en infecciones por lamido, si no se soluciona a tiempo.

Siempre es necesario realizar una revisión a fondo del perro para descartar procesos dermatológicos, lesiones o presencia de cuerpos extraños como origen de esta conducta tan autolesionarse para el perro.

Una vez iniciado el lamido, ¿por qué los perros no pueden parar de hacerlo?

Básicamente porque hacerlo les relaja. Mientras lo están haciendo, liberan endorfinas que les producen un estado de bienestar y placer, se `auto-calman´, y así entrarán en bucle: ante cualquier tensión o situación frustrante que no sepan gestionar, se lamerán para obtener relajación.

Es un comportamiento incontrolado que no saben cómo detener.

Causas físicas que requieren atención inmediata

Dolor por lesión

Si tu perro se limita a lamer sólo una pata, puede significar dolor en esa región. Es probable que lo haga porque en cierta forma cree que eso calmará el malestar.

La causa podría ser alguna herida, picaduras de insectos, una espina, una uña rota y para eso debemos examinarlo en casa y posteriormente llevarlo al veterinario.

Parásitos externos y hongos

La picadura de algunos parásitos, como las pulgas y las garrapatas, puede provocar una gran molestia a tu mascota y si encima resulta que tu perro es alérgico a estos parásitos, ¡peor será la situación para él y más se lamerá! Si esa es la causa, pueden llegar hasta provocar una severa lesión en la piel.

La presencia de hongos también puede provocar esa actitud, ¡así que asegúrate de mantener a tu mascota siempre limpia y desparasitada!



Piquetes de insectos

Si tu perro pasa mucho tiempo al aire libre (el parque, el jardín o la playa) sobre todo en lugares calurosos, puede sufrir picaduras de insectos.


Alergia

Las reacciones alérgicas pueden producir ronchas en las patas y otras partes del cuerpo, la comezón puede ser tal que tu perro puede pasar horas lamiendo sus patas.

Artritis

En perros senior, la conducta de lamer las patas puede deberse a dolor articular, lo cual puede ser señal de artritis. Lo principal es conocer a tu perro, observar y prestar atención a los detalles: cuantas veces se lame, cómo y cuándo.

Revisa físicamente el área de las patas que lame constantemente y mantente alerta a posibles irritaciones y lesiones. Considera las causas que ya mencionamos y llévalo al veterinario para que te ayude a determinar el porqué de la conducta para poder ayudarlo.

Otras causas por las que los perros y gatos se lamen




Limpieza, para algunas mascotas, mantenerse limpios es importante y disfrutan limpiando sus patas.






¿Cómo ayudar a mi mascota a combatir el aburrimiento o estrés?

La vida de un perro con poca actividad física y/o mental es definitivamente muy aburrida. No importa la raza ni el tamaño, los perros necesitan ejercicio y juego para mantenerse ocupados y felices. Así que lamerse las patas es una señal de aburrimiento, sobre todo si tu perro sale poco, o pasa mucho tiempo solo en casa.

Un perro puede manifestar la conducta de lamerse las patas ante una situación de estrés como una mudanza, visitas extrañas o simplemente nervios.

Cuando es un comportamiento crónico, puede llegar a ser un gran problema, no solo por las lesiones que se auto inducen sino porque ese comportamiento no les deja descansar a ellos y ni a su familia.

Recuerda acudir al veterinario para que mediante las preguntas adecuadas y una exploración minuciosa pueda saber el motivo por que lo hace y poner una solución.

Dinos, que estas pensando...