Zarigüeya fue liberada en el parque la Cerra

Los vecinos de la Colonia San Antonio de San Miguel Petapa alertaron a los bomberos voluntarios después de ver a un zarigüeya más conocido como Tacuazin, que deambulaba en un casa del sector, el cuerpo bomberil lo rescatan y lo llevaron a la clínica Municipal de Mascotas del municipio para su revisión.

Vecinos de la Colonia San Antonio alertaron a Bomberos Municipales después de ver una zarigüeya (Tacuazin) que…

Posted by Municipalidad San Miguel Petapa on Tuesday, February 25, 2020

A dos días de su recuparación la zarigüeya fue liberado en el parque de la Cerra en San Miguel Petapa.

Te invitamos a ver el video

Tacuazin o Zarigüeya: El Marsupial de América

Su nombre común es zarigüeya. En Guatemala las llaman tacuazines; México, tlacuaches; Colombia, chuchas; Venezuela, rabipelados y Zarigüeya en inglés es opossum. 

Se estima que la familia a la que pertenece ha subsistido por más de 60 millones de años sin experimentar cambios notables en su fisonomía.

Las zarigüeyas NO SON RATAS, aunque su apariencia sea similiar a la de una rata gigante, las zarigüeyas son los únicos marsupiales en América. 

La zarigüeya es un animal nocturno. Durante el día descansa y al oscurecer, sale a buscar el alimento que necesita para subsistir.

 Las zarigüeyas comen de todo: frutas, gusanos, lagartos, moluscos, pájaros, mamíferos pequeños, insectos, maíz, aves, anfibios, raíces, roedores, conejos, basura humana, carroña o cereales.

Además de ser la única especie Marsupial de América, los tacuazines o
zarigüeyas son excelente control natural de plagas, ya que se alimentan de ratas, insectos, y gusanos.

La presencia de las zarigüeyas en las ciudades ofrece diversas ventajas como el poseer un sistema inmune que puede fungir como una eficaz barrera biológica para impedir el paso de algunas enfermedades de potencial transmisión al hombre.

Difícilmente las garrapatas sobreviven en las zarigüeyas, pues ellas las matan o se las comen por lo que lejos de transmitirlas, las controlan y eliminan.

Siendo un animal omnívoro, la zarigüeya come todo tipo de insectos, larvas y ratones, que a veces abundan en los patios y jardines, así como algunos reptiles.

Si faltasen las zarigüeyas, el equilibrio en el ecosistema se vería seriamente afectado, porque las plagas aumentarían, así como las cucarachas y las arañas. Además hasta se podría producir erosión en los suelos y daño a la capa vegetal porque la dispersión de semillas disminuiría considerablemente.

Es muy importante resaltar que estos animalitos no se deben tener como mascotas. Tienen unos colmillos muy afilados y sólo llegan a reconocer a las personas con las que conviven diariamente.


Dinos, que estas pensando...