Lenguaje perruno

El lenguaje perruno es como una forma de comunicación, tanto para identificar amenazas como para indicar su estado emocional. Estos sonidos tiene diferentes grados de vibración: Graves (amenaza), neutros (calma) y agudos (excitación). Los sonidos más utilizados por los perros son:

Gruñidos: Es un sonido defensivo, aunque también lo utilizan para indicar placer. Si enseñas los dientes, implican agresividad.

Aullidos. Son señales de comunicación de largo alcance, utilizados para reforzar su manada. Es una vocalización, para atraer a otros de su especie y reforzar su manada. Es una vocalización típica de los lobos. Los perros la usan de forma ocasional y dependiendo de la raza.

Gemidos. Son sonidos agudos utilizados generalmente por los cachorros como llamadas de auxilio. En perros adultos encontramos gemidos en ejemplares temerosos o especialmente sensibles. También pueden utilizar este sonido para llamar la atención de su dueño o como indicador de dolor, ansiedad o tristeza.

Gritos y alaridos. Este sonido se produce cuando sufren un dolor muy intenso.

Jadeos. Además de regular la temperatura corporal, pueden indicar un alto grado de excitación o estrés.

Suspiros. Indican placer o decepción.

Ladridos. Es un medio de comunicación muy frecuente en los perros, aunque algunos apenas ladran y, si lo hacen, es para avisar de situaciones relacionadas con estado de alerta o emergencias.

“A veces los ladridos son una manera de remarcar una señal para demandar comida, cariño, etc. Es importante familiarizarse con ellos, ya que su tono frecuencia de tiempo y combinación con gruñidos o gemidos, puede aportarnos mucha información”.


Foto: Depositphotos.com

¿Qué quiere decir mi perro cuando ladra?

Existen estudios que demuestran que los perros son capaces de distinguir los ladridos de otros perros y saber si se tratan de un perro solo, una pelea, un perro jugando… Esto indica que cuando tu perro dirige un ladrido hacia un ser humano le está expresando su estado interior.

Un sonido bajo o grave indica “alejate”, mientras que uno alto o agudo quiere decir “acercate”.

Los ladridos son contagiosos

Todo los perros ladran cuando oyen a otros perros ladrar. El ladrido es contagioso y una de las consecuencias del “adiestramiento inconsciente”
para que el perro ladre, es que a veces provocamos también de manera no intencionada que nuestro perro ladre más, a más volumen y con más intensidad.

¡Ojo! Esto ocurre cuando, ya hartos del ladrido del perro para llamar la atención alzamos la voz con expresiones como “¡Calla!”, “¡Silencio!”, “¡Basta!”, etc. Para el perro esos gritos son como ladridos, y se suma a ellos en una especie de excitada competencia por saber quien ladra más fuerte

Tipos de ladridos

¿Como puedo diferenciar un tipo de ladrido a otro?

Llamar tu atención o para jugar: Se trata de un perro con actitud de acercamiento. Busca interactuar de forma amistosa, así que este ladrido será corto y agudo. Pueden intercalar pausas para evaluar la respueta del otro y ver si acepta su petición.

Ladridos de excitación. De volumen alto, agudo y muy rápido. Suele acompañarse de mucho movimiento corporal.

Ladridos de amenaza. Estos ladridos suelen ser graves, intensos y a menudo combinados con gruñidos enseñando los dientes. La postura es de desconfianza y mostrará señales de intención de ir hacia delante, como orejas erguidas, cola alta y movimiento rígido. El pelo estará erizado y su cuerpo bien erguido, ya que intentará parecer lo más grande posible.

Ladrido de amenaza con inseguridad. El ladrido es agudo y de volumen creciente, pudiendo terminar en un aullido. Las señales posturales son parecidas a las del caso anterior.

Ladrido de miedo. Son ladridos cortos y agudos, pero no necesariamente rápidos. La cola estará baja o entre las patas, las orejas aplastadas hacia atrás.

Ladridos de aburrimiento. Puede ser de tono alto o bajo, pero se caracterizan por ser continuo y monótono. Pude combinarse con aullidos.

Foto: Pixabay.com

Perros ladradores / Perros silenciosos

Ha algunas razas de perros más propensas a los ladridos que otras, y esto es debido a la selección genética que el hombre ha efectuado en ellas.

Las razas más ladradoras son los perros que habitualmente se utilizaban como perro de jauría en la caza como: Basset, Beagle, BloodHound. En algunos sabuesos para rastro, se seleccionaban perros que rastrearan en silencio y empezaran a ladrar cuando se encontraran cerca de la presa. Ademas, en estos perros se premiaba sobre todo un ladrido muy sonoro e intenso para poderlo captar a largas distancias.

Los terriers y otros perros utilizados para la caza de alimañas, también han sido seleccionados por su ladrido. En razas como el Fox Terrier, El Jack Russel y el Teckel por ejemplo, la más pequeña excitación les provoca un ladrido que durante la caza servia para que el cazador supiese donde cavar para encontrar la posible presa bajo tierra.

Entre las razas más silenciosas están los perros más primitivos, como el Husky Siberiano, el Chow Chow, el Alaskan Malamute y el Akita.

Cuando un perro viejo ladra

En algunos casos, perros de edad avanzada comienzan a ladrar más frecuentemente sin causa aparente. Es muy probable que estos animales, al tener disminuida su visón o su audición, se sientan más inseguros y se vean sorprendidos por personas y otros perros que no reconocen con misma facilidad que antes. En estos casos es normal que su reacción pueda incluir unos ladridos para comprobar si es contestado y así sentirse más seguro.

El ladrido de un perro no es un defecto. Es una forma de expresión que debemos aprender a interpretar y actuar en consecuencia. Escuchar a nuestro perro hará que lo comprendamos mejor, porque el perro siempre tiene algo que decir.

Fuente: Redcanina.es / Jrbatalle.com

Dinos, que estas pensando...