Las mejores madres del reino animal

Este es el listado de las mejores madres del reino animal que hemos encontrado, talvez existan muchas mas madres  pero según las investigaciones están son las mas conocidas.

Piojo de mar

La madre número uno es un pequeño crustáceo acuático, esta criatura es atraída a su madriguera por un macho soltero para el apareamiento, donde se da cuenta que también habitan otras 25 hembras embarazadas. Si eso no fuera suficiente, una vez que los bebés están listos para nacer, abren su camino hacia el mundo comiendo el vientre de su madre.

Madre Piojo de Mar

 

Pulpo

El pulpo hembra no pierde el tiempo cuando se trata de tener hijos y deposita más de 50.000 huevos. Los huevos se desarrollan antes de la eclosión y la madre permanece cerca de ellos durante 40 días, implementando una función que le impide capturar presas para alimentarse de modo que la mama pulpo poco después que los huevos eclosionan, en la mayoría de casos muere, vive cuidando sus huevos y soplando suavemente corrientes de agua sobre ellos para suministrarles oxígeno  y protegiéndolos de los depredadores.

Madre Pulpo

Elefante marino

Estas hembras amamantan a sus crías durante un mes aproximadamente, con una leche tan grasa que les hace engordar a razón de hasta 4,5 kg al día. La madre no se alimenta durante este tiempo, por lo que al final del periodo puede haber perdido más de 130 kg. Dan a luz una única cría de color negro y unos 35 kg de peso, que pronto aprende a distinguir la llamada característica de su madre entre todas las hembras de la playa. Estos animales media vez preñadas, comienzan a alimentarse en forma abundante durante todos los días del período de 11 meses de gestación.

Madre Elefante Marino

Cálao de Sulawesi

Esta es un ave tropical con un pico muy grande, habitan en Indonesia de Sulawesi. Las madres cálao permanecen en su agujero durante 2 meses que es el periodo de incubación, soportando el mal olor y sin alimento. Hacen sus nidos utilizando agujeros en los arboles. Estas aves protegen su nido, reduciendo la  entrada con un sellador especial: sus propias heces, ya que los huevos de estos animales son el mejor alimento de los lagartos.

Madre Cálao Sulawesi

Orangután

Estas grandes madres del reino animal que jamás abandonan a sus bebés, generalmente asisten hasta que alcancen la edad de 6 ó 7 años, siendo esta la más larga dependencia de cualquier animal en la Tierra. Pasa toda su vida construyendo viviendas, se estima que crea más de 30,000 a lo largo de su vida, por lo que siempre pasa en lo alto de los arboles.

Madre Orangután

Guepardo

En un momento dado, las hembras suelen tener de cuatro a seis cachorros que cuidar, pero estos no nacen con el instinto de supervivencia. Es la madre la que tendrá que enseñarles a buscar presas para alimentarse, evitar a otros depredadores, y esta formación puede durar casi dos años. Una vez que los cachorros aprenden a valerse por sí mismos, la madre se alejara para iniciar una nueva familia, mientras sus hijos seguirán componiendo un grupo. Los machos estarán juntos por la vida, pero las hembras abandonan el grupo seis meses más tarde. La paciencia es una virtud, sobre todo cuando se trata de ser una madre guepardo.

Madre Guepardo

Oso polar

Las hembras preñadas buscan refugio durante el invierno aunque no hibernan, dando a luz una o dos crías en un refugio excavado en el hielo. Las madres no comen nada durante este periodo, sino que viven de la grasa que han acumulado en su cuerpo durante el invierno, mientras que los cachorros se alimentan de la leche materna. Esto ocasiona en las madres una fuerte pérdida de peso, que deben recuperar durante el verano.

Los machos son Casanovas reyes de una noche, abandonan a las hembras después de aparearse (de abril a mayo), pero los óvulos no se fertilizan y comienzan a desarrollar hasta septiembre aproximadamente, en lo que se conoce como implantación diferida. Durante este tiempo, la hembra solo trata de almacenar la mayor cantidad de grasa posible.

Madre oso polar

Elefante

Las madres elefante también se  merecen un premio para soportar un embarazo de 22 meses. Esta mama también obtiene su lugar por dar a luz a los bebés más grandes en la tierra (estamos hablando de un promedio de 90 kilogramos). Las crías nacen ciegas, y por esta razón dependen de la manada para movilizarse y descubrir su entorno. Incluso las abuelas, hermanas, tías y hasta primas participan y colaboran en su crianza.
Madre Elefante 

Koala

Estas madres Koala, se alimentan de una sola cosa durante su embarazo y son las venenosas hojas de eucalipto. Su aparato digestivo les permite tolerar esta dieta mortal gracias a que sus intestinos están llenos de bacterias especiales que desintoxican las hojas. Las crías no nacen con esta ventaja por lo que la mamá koala alimentara a sus hijos con sus propias heces para que cuando nazcan, obtengan nutrientes de estas plantas, ya que sus intestinos no poseen esas bacterias.

Una vez que nacen los pequeños koalas pasan alrededor de seis meses dentro de la bolsa de su madre, alimentándose de leche y esperando que se terminen de formar sus ojos, oídos y piel. Esta tarea no le quita el sueño a la mamá koala ya que esta pasa 22 horas al día durmiendo para ahorrar energía (más que los perezosos, que duermen unas 18 horas diarias).

Madre Koala

Cocodrilo

Su cálido nido está compuesto por vegetación en descomposición y por esta razón no necesita sentarse sobre sus huevos para calentarlos. Estas criaturas tienen uno de los embarazos más verdes de la naturaleza. Los científicos han descubierto que el calor no solo eclosiona los huevos a término, por ejemplo si la temperatura es inferior a 31 grados nacerá una hembra, pero si esta supera los 32 grados nacerá un macho. Una vez que los bebés nacen, las madres los llevan dentro de su boca para protegerlos durante sus primeros años de vida.

Madre Cocodrilo

Fuente:.lareserva.com

Fecha de publicación: miércoles 08 de mayo de 2013

revisado 29/8/15

Dinos, que estas pensando...