LAS CATARATAS EN PERROS -preguntas y respuestas-

¿Qué es una catarata y qué la puede causar?

La catarata en perros es la opacificación del cristalino. Esta opacidad puede abarcar cierta parte del cristalino o su totalidad, por lo que puede conducir a una pérdida de visión, a que las imágenes no llegan a la retina. Por esta opacidad, la pupila puede adquirir un color blanco.

Las cataratas no es una enfermedad que se presenta solo en animales de avanzada edad, se pueden presentar a cualquier edad del paciente, o hasta incluso pueden nacer ya con ellas.

De las principales causas de catarata en perros es congénita o hereditaria. Estas pueden presentarse desde el momento del nacimiento o en cualquier edad del animal. Por ejemplo, los Husky Siberiano en Guatemala, son una raza que tiene predisposición a padecer cataratas hereditarias en ambos ojos, entre los 11 y 14 meses de edad.

Entre otras de las causas de catarata son: diabetes, traumatismos y alteraciones en retina. Los perros afectados con catarata hereditaria no se deben utilizar como reproductores.

¿Qué es el cristalino?


El cristalino o lente del ojo es una estructura de refracción, transparente que está localizada dentro del ojo, por detrás del iris. La función básica del cristalino es centrar la luz en la retina y así poder obtener una imagen nítida.

¿Se puede prevenir las cataratas?

Las cataratas en perros no se pueden prevenir. Y es mejor tratarlas lo antes posible para un mejor pronóstico de la visión y del ojo del paciente.

¿Cuáles son los síntomas?


Muchas veces, lo primero que los propietarios notan es una opacidad en el ojo, (por que el cristalino adquiere un color blanquecino) o se percatan que su mascota se empieza a topar contra objetos.

¿Cuál es el tratamiento para una catarata?


El único tratamiento para la catarata es la cirugía intraocular. Esta cirugía se realiza con anestesia general y a través de un microscopio. Se hace una incisión pequeña en el ojo, por la cual ingresan instrumentos especializados, que mediante ultrasonido, fragmenta y aspira la catarata.


En algunos casos se pueden introducir un lente intraocular para mayor agudeza visual.

¿Está indicada la cirugía en mi mascota?


Ya que no todas las cataratas en perros son operables, es necesario asegurar que su mascota sí sea candidata a la cirugía. Esto se evalúa mediante un examen oftalmológico directo, donde es indispensable que la única alteración que el ojo padezca sea catarata, y no ninguna otra patología.

Es necesario realizarle al paciente unas pruebas complementarias para descartar otras patologías. Los exámenes que se realizan son; electroretinograma y ultrasonido ocular. Esto debido a que algunas mascotas además de catarata, presentan uveítis, degeneración o desprendimiento de retina o glaucoma. Las pruebas complementarias más el examen clínico oftalmológico determinarán si el paciente es candidato o no a la cirugía de cataratas.

El éxito de la cirugía de catarata es mayor en cataratas recientes que en las que tienen una evolución de varios meses a años, ya que a medida que progresan de estadía suelen aumentar las complicaciones antes, durante y después de la cirugía.

¿Cuáles son los riesgos y complicaciones de la cirugía de catarata?

Como en cualquier anestesia o procedimiento quirúrgico existen riesgos inherentes. Algunas complicaciones pueden
requerir un tratamiento a largo plazo o incluso una segunda cirugía para corregirlo. Si los dos ojos tienen catarata, se recomienda la cirugía en ambos ojos al mismo tiempo, ya que implicaría sólo una anestesia y un postoperatorio


Devolverle la visión a una mascota, es devolverle su actividad, sus ganas de jugar y mejorar su calidad de vida.

¿Cuáles son los cuidados post operatorios que necesita mi mascota?

La mascota operada deberá utilizar un collar isabelino para proteger los ojos de cualquier traumatismo, hasta que
los puntos sean retirados. El ejercicio y la actividad física deberán restringirse para evitar cualquier lesión y prevenir que la presión intraocular aumente en el post-operatorio. Será necesario administrar gotas en el o los ojos operados durante varias semanas, como parte de los cuidados básicos post-operatorios, ya que los ojos de los perros se inflaman con facilidad.


Un post-operatorio realizado de la manera correcta, es fundamental para el éxito de cirugía de cataratas. La recuperación de la visión es de manera inmediata, aunque muchas veces es difícil percibirlo durante las primeras dos semana

Escrito por:

Dra. Michele Johnston
Médico Veterinario col. 1635
Curso Postgrado Cirugía y Patología Ocular