La importancia de educar un perro sociable

La socialización es el proceso por el que un perro aprende a relacionarse con otros perros y con los humanos, con el fin de tener un compañero equilibrado y feliz. A través de la socialización, el perro también aprende a llevarse bien con otros animales o al menos a ignorarlos. Por tanto, la socialización de un perro es el proceso en el que tu mascota se acostumbra a reaccionar de manera adecuada frente a diferentes ambientes, situaciones, personas, otros perros y otros animales.

¿Cómo socializarlo? 

Cuanto antes se socialice al perro, más fácil será habituarlo a todo tipo de entornos y seres. Para ello, es necesario sacarlo a pasear diariamente a la calle o a parques en los que haya muchos perros y también niños con bicicletas, patinetes, etc., para que se acostumbre a ver y oír cosas que en casa no hay.

Aunque el perro disponga de una casa con jardín, también es importante sacarlo a pasear y socializarlo con otros animales y personas, si no se desea tener un perro agresivo, dominante o territorial.

¿Cómo saber si tu perro está bien socializado?

Hay una regla muy simple: si el dueño no se asusta de algo, entonces el perro tampoco debería hacerlo.

1. El perro está bien socializado cuando se acerca a otros perros y personas con cautela pero amistosamente, moviendo el rabo y sin muestras de miedo o agresividad.

2. Debe habituarse a convivir y jugar con perros de todos los tamaños y sexos, para que en un futuro no tenga problemas con otros machos o hembras.

3. Si en un principio el cachorro tiene miedo de los ruidos y de las personas o perros, es aconsejable normalizar la situación y no cogerlo en brazos ni protegerlo, a menos que el perro se encuentre en situación de peligro. Pero como para todo, lo principal en la socialización de un perro es el sentido común del dueño.

 ¿Por qué socializar a mi perro?

 

Publicado: 19/08/2013
Fuente: mascotas.hola.com

Dinos, que estas pensando...