Raza de Perro: Husky Siberiano

El Husky Siberiano es un perro muy elegante, fuertes y silenciosos. Pero cuando aúllan, si saben como hacerlo, en el se destacan sus ojos azules, pero también pueden ser negros, café, grises e, incluso, uno de cada color.

Características del Husky Siberiano:

  • Origen: Siberia
  • Tamaño de raza: Grande
  • Color: Negro con marcas de color café rojizo, marrón, amarillo y hasta gris claro y máscara de color negro.
  • Tamaño: 50-60 cm.
  • Peso: 44 a 60 lb.
  • Promedio de vida: 12 a 15 años.

Historia del Husky

Como su nombre lo indica son perros del norte extremo de Siberia (Rusia). Ahí eran usados por la tribu Chukchi, en condiciones árticas muy fuertes y como perro de compañía, para pastorear a los ciervos, tirar de los trineos y mantener calientes a los niños. Se cree que su origen se mota a hace mil años y que se emparenta directamente con el lobo. Los Huskies fueron traídos a America vía Alaska en 1990

Temperamento del Husky

El Husky es muy vigoroso, no muy inquieto, aunque tampoco extremadamente tranquilo y bastante independiente. Hemos oído que no son fieles, talvez no demostrará ser tan fiel como un Pastor Alemán, pero sí es un perro que demuestra afecto a sus dueños y a otras mascotas.

No son buenos perros guardianes.

Les gusta vivir en el campo, ése es su hábitat natural. No es un perro para una casa pequeña. Estos perros son buenos para excavar, a veces hacen hoyos para meterse y que no les pegue el viento. Así que OJO en los jardines.

Foto: Pixabay.com

Ejercicio necesario para el Husky

Requiere mucho ejercicio para gastar su energía. Les encanta caminar y correr, por lo que es importante tener cuidado que no salgan sin correa, ya que suelen caminar tanto que en muchas ocasiones terminan perdidos.

Es recomendado sacarlos a caminar.

Adiestramiento para el Husky

Para su educación se debe tener mucha paciencia. No son el tipo de perro que obedecen a la llamada a no ser que su educación sea muy estricta.

Esto es un aspecto importante que se debe tomar en cuenta cuando uno decide hacerse dueño de un Husky. Dada su estrecha convivencia en jauría, ha llegado a desarrollar un fuerte sentido jerárquico.

Al no educarlo correctamente acabarás conviviendo con un perro que vive la vida según le parece.

Cuidados del Husky

Hay que cepillarlo muy frecuentemente, que botan pelo con facilidad. Esto mejora si se cepilla una o dos veces por semana.

Nunca se les debe cortal el pelo, ni raparlos o afeitarlos (a menos que haya una razón médica.) Su capa lo mantiene fresco durante época de calor y cálido durante el invierno, afeitar a el Husky puede causar un golpe de calor durante la temporada de primavera / verano, ya que no son perros de clima tropical.

No conviene bañarlos a menudo, ya que su grasa natural los protege y requieren de un alimento balanceado.

Sabías que el aullido de un Husky se puede oír hasta una distancia de 10 millas! ¿Sorprendente verdad?

¿Tienes un Husky?

Escribenos y cuentános si la descripción que encontramos define a tu perro.

Envíanos a info@revistapetmi.com

Dinos, que estas pensando...