Glándulas Adanales ¿Qué son y como cuidarlas?

Las Glándulas Adanales se encuentran situadas una de cada lado del ano de los perros y también de los gatos. Su función es  liberar una sustancia, con características lubricantes para una mejor defecación en nuestras mascotas.

Foto: depositphoto.com

Es muy característico su olor desagradable pero con una función muy particular ya que el líquido que producen son su señal de identidad.

Sin embargo si no se le da el cuidado necesario puede sufrir algunas afecciones causando molestias de consideración, sobre todo en los perros, como impactaciones, abscesos, infecciones y hasta tumores. En gatos no son tan comunes las enfermedades de las Glándulas Adanales.

Foto: depositphoto.com

Aunque por lo general los perros vacían solos las glándulas adanales suele suceder que tengan dificultades para ello como pueden ser la edad, el embarazo u otras circunstancias. Si no se hace nada al respecto  tu perro puede sufrir al no poder vaciar sus glándulas puede llegar a derivar en un problema de salud de gravedad.

¿Cuál es el proceso adecuado en el cuidado de las Glándulas Adanales?

Aunque tu perro no segregue en casa ningún tipo de líquido no significa que no tenga una acumulación importante. Para ello tenemos dos opciones si no queremos hacerlo nosotros mismos: acudir al veterinario o al peluquero canino. Ambos especialistas están acostumbrados a llevar a cabo esta tarea y sin ninguna duda sabrán cómo deben actuar.

Tu puedes realizar el vacío de dichas Glándulas, sin embargo si no se hace de una manera adecuada puedes lastimar sin querer a tu mascota provocando molestias y dolor innecesario.

Foto: depositphoto.com

Pero ¿Con qué frecuencia debe realizarse el vacío de las Glándulas Adanales?

Debemos prestar atención a aquellos perros que tengan problemas de acumulación de líquidos en sus glándulas adanales como pueden ser perros ancianos ya que de lo contrario podemos propiciar problemas graves mencionados anteriormente.

La frecuencia del vaciado de glándulas anales debe hacerse una vez al mes aproximadamente, siempre dependiendo de la acumulación de líquido que sufra nuestra mascota.

Pero recuerda que cada perro es distinto, si tu mascota es atlética y hace ejercicio con frecuencia no es necesario este proceso. O puede ser que lo necesite pero con menos espacio de tiempo. Lo ideal es realizar este proceso durante el baño de tu mascota para evitar todo tipo de molestias.

Nutrición y las Glándulas Adanales

Al alimentar a tu perro con alimentos de calidad superior con cargas de cereales mínimas, es probable que produzca heces más firmes y que, naturalmente, ayudan a las glándulas adanales.


Foto: depositphoto.com

Dinos, que estas pensando...