Factores que pueden hacer enojar a un perro

Un perro puede reaccionar de manera agresiva por la forma en que es tratado:

No a todos los perros les gusta que los acaricien de cierta forma o que les toquen X parte, por lo que es importante conocer a nuestro perro e identificar algunas señales de comunicación que nos puede decir.

Sin embargo, hay algunas normas básicas que a la mayoría de perros les puede hacer enojar:

  • Al cargarlo.
  • Al intentar lavarle los dientes.
  • Al someterlo a una limpieza de oídos.
  • Al someterlo a procedimientos estáticos.
  • Al intentar abrazarlo (sobre todo si se trata de un perro desconocido)
  • Al aproximarnos repentinamente inclinando nuestra cara hacia la suya.

Es importante conocerlo para EVITAR una mala reacción!

El territorio es uno de los principales factores por lo que un perro puede comportarse en forma agresiva.

Los perros tienden a gruñir, ladrar y en casos extremos, un perro puede morder si siente que su territorio está siendo invadido.

Protección de un recurso valioso para el perro.

Un perro puede mostrar los dientes, gruñir e incluso llegar a morder si siente que alguno de sus recursos valiosos está en peligro.

Para un perro, recursos valiosos son: su dueño, su familia, sus juguetes, su comida, su cama, y cualquier objeto que considere importante y suyo.

Por ejemplo, si un perro gruñe cuando te acercas mientras come, es por que se siente inseguro y piensa que le quieres quitar su comida.

Rivalidad entre perros

La agresión entre perros se puede dar bajo las siguientes circunstancias:

Rivalidad en el caso de machos

  • Presencia de una hembra
  • Protección de recurso valioso (personas u objetos)
  • Inseguridad y falta de socialización

Rivalidad en el caso de hembras

  • Presencia de un macho

Durante las visitas al veterinario

Es común observar reacciones agresivas durante procedimientos como:

  • Inyecciones
  • Revisión en general
  • Limpieza dental y bucal
  • Corte de uñas
  • Manipulación por parte de algún desconocido