Enfermedad Vestibular en perros y gatos

El sistema vestibular es fundamental para el bienestar de los animales, incluido el ser humano. Nos permite reconocer donde existimos en el espacio y como nos movemos.

El sistema vestibular le da información al cerebro sobre la posición del cuerpo con respecto a la gravedad. Controla el balance y previene caídas.

La información del sistema vestibular le dice a los perros y gatos si están parados, boca arriba, moviéndose de un lado a otro, si se están cayendo, tropezándose, moviéndose lento o rápido.

El sistema vestibular consiste de unidades sensoriales localizadas en el oído interno y un centro de control especializado localizado en el cerebro.

Ésta información se coordina con información de la visión y propiocepción (posición de los músculos y partes corporales) para ayudar a los animales a mantener el balance y tener una visión clara mientras se mueven.

El sistema detecta la posición de la cabeza en el espacio mientras el animal está parado, en movimiento o descansando. Esta información sobre la posición de la cabeza es convertida a señales eléctricas que se envían al cerebro.

El centro de control de balance en el cerebro procesa la información y manda mensajes al resto del cuerpo para mantener al animal parado.

Se envían también mensajes a los músculos que controlan el movimiento de los ojos para que éstos cambien de posición de acuerdo a la posición de la cabeza.

Cuando ocurre una disfunción del sistema vestibular puede afectarse el sistema periférico (sensores localizados en el oído interno), ramas de los nervios que conectan el oído con el cerebro o el sistema central (cerebro)

El sistema vestibular le da información al cerebro sobre la posición del cuerpo con respecto a la gravedad. Controla el balance y previene caídas.

¿Qué signos pueden observarse en perros y gatos con enfermedad vestibular?

Dale tiempo a tu mascota y mantén la calma ya que la aparición súbita de los signos puede causar desconcierto para ti y para ellos.

  • Pérdida de equilibrio (se caen)
  • Lateralización de la cabeza (Se rota hacia un lado con una oreja en posición más baja que la otra)
  • Movimiento de los ojos de un lado a otro o hacia arriba y hacia abajo (llamado nistagmus)
  • Tambaleo (el animal se va de lado) o caminan en círculos
  • Nauses y vómitos
  • Pérdida de la audición
  • Parálisis facial
  • Dificultad para comer y tomar agua

¿Cuales son las causas?

La enfermedad vestibular en perros y gatos generalmente es de origen idiopático, el cual es un término que se ha utilizado para describir alteraciones de origen desconocido

Otras causas son infecciones del oído medio e interno (otitis), tumores o pólipos en oído, por problemas genéticos, traumas en cabeza, problemas de tiroides (hipotiroidismo) Ototoxicidad (daño en el oído) por algunos antibióticos como la gentamicina.

Causas de origen central (en cerebro) como lesiones cerebrales, inflamación, infecciones, accidentes cerebrovasculares (derrames) o tumores.

¿Como puede tratarse?

Dependiendo de la causa, así será el manejo que recomiende el médico veterinario. Puede ser que se receten antiinflamatorios, antibióticos, medicamentos para el oído, medicamentos para controlar la náusea, levotiroxina (hormona tiroidea sintética) vitaminas, antioxidantes, medicamentos para la presión.

Si ocurre daño permanente al sistema vestibular persistirán la lateralización de la posición de la cabeza y pérdida del equilibrio a pesar del tratamiento adecuado.

Lo más probable es que la causa sea tratable y si se diagnostica como un problema idiopático el veterinario puede recetarle a tu mascota medicamentos para controlar los signos.

En la mayoría de casos donde no se encuentra una causa subyacente, la recuperación puede llevar meses y en algunos casos el perro o gato pueden quedar con una lateralización de cabeza permanente.

¿Como puedes ayudar a tu perro o gato con enfermedad vestibular?

Como el tratamiento depende de la causa es importante llevar a tu mascota al veterinario para que la examine y pueda determinar la causa o si se trata de un síndrome vestibular idiopático.

  • Bríndale de un lugar adecuado para descansar, que esté tranquilo, lejos de ruidos fuertes para evitar que se sobresalte, bríndale una cama con superficie planas y respaldos confortables.
  • No colocar en superficies altas, evitar las gradas y movimientos bruscos.
  • Asistir en la alimentación y toma de agua si fuera necesario.

Con un diagnóstico apropiado y buenos cuidados la condición generalmente resuelve

Tema realizado por: M.V Andrea Carbonell (Col.1502)

Dinos, que estas pensando...