Doberman

Es un perro amigable y cariñoso sobre todo con los niños, aunque es preciso la supervisión de los padres ya que el Doberman tiende a jugar con mucha energía debido a su peso y musculatura, y puede derribar o golpear sin querer y poder hacer daño.

Posee un sentido innato de la protección y es muy desconfiado con las personas extrañas. Este perro, fundamentalmente pacífico, es frágil desde el punto de vista emocional y no soporta las relaciones conflictivas. Necesita una buena socialización en todos los ámbitos para fomentar su bienestar  y su equilibrio emocional para una mejor convivencia y optimizar más el contacto amigable con humanos y otros animales.

Características del Doberman

  • Altura a la cruz: 70 cm como máximo en el macho
  • Peso: 40 kg en el macho
  • Capa: negra y fuego; marrón y fuego; azul y fuego
  • Aptitudes: perro de guarda y de defensa

Historia

La raza Dobermann es en Alemania la única en llevar el nombre de su primer criador conocido : Friederich Louis Dobermann (2 de enero, 1834 9 de junio, 1894). Según la historia, él era recaudador de impuestos, administrador de un rastro, y además “perrero”, con el derecho legal de atrapar a todos los perros que anduviesen libres. Para la crianza, él apareó perros especialmente mordedores del refugio canino. Los “perros de carnicero” jugaron el papel más importante en la formación de la raza Dobermann, que en aquellos tiempos ya eran vistos como una raza en sí. Dichos perros eran del tipo de los precursores del Rottweiler actual, mezclados con un tipo de perro Pastor de color negro con marcas rojo óxido que era común en la región de Turingia. Con éstas mezclas, Dobermann inició su criadero en los años 70 del siglo pasado. De ésta manera, el obtuvo “su raza” de perros de utilidad, de hogar y ranchos, que no eran sólo vigilantes, sino también muy apegados al hombre. Se le utilizaba mucho como perro de protección y para la policía. Su amplia utilidad en el Servicio Policíaco le dió en aquel tiempo el nombre de “perro gendarme”. En la cacería se le utilizaba principalmente para el exterminio de las alimañas.

Por todas las condiciones anteriormente expuestas, era caso obvio que el Dobermann se reconociera oficialmente como perro policía al principio de éste siglo. La crianza del Doberman dió como resultado un perro mediano, fuerte y musculoso, que a pesar de toda su substancia permite reconocer elegancia y nobleza. Es idóneo como perro de compañía, protección y utilidad.

Temperamento

Esencialmente amistoso y pacífico. Muy dependiente de la familia y cariñoso con los niños. Se le fomenta una bravura y un temperamento medianos, además de un umbral de exitación mediano. Debido a su docilidad y alegría para el trabajo el Dobermann se caracteriza por su valor, dureza y capacidad. Con una adecuada atención de su entorno, se le puede valorar principalmente por ser muy seguro de sí mismo y nada asustadizo.

Cuidados 

Debido al carácter del Dobermann, su dueño ha de ser firme y autoritario, y ha de saber tener calma y paciencia con el perro.
El Dobermann tiene un pelo muy corto y no le conviene un clima demasiado frío.

Salud

El Dobermann es un perro fuerte pero se conoce que la raza es propensa a tener problemas de piel y a coger una enfermedad llamada cardiomiopatía. Como la mayoría de perros grandes también puede padecer displasia de cadera o torsión de estómago.

Fuente: mundoanimalia.com/perros.com

Dinos, que estas pensando...