Cuidados de perros de patas cortas

Algunas razas de perros se caracterizan por tener patas cortas, como los Teckels (salchichas), caniche, pequinés, beagle, cocker, jack russel, basset hound, bull dog, westie o corgie.

Pertenecen a un grupo llamado razas “condrodistróficas”, que son aquellas en las que los huesos largos de patas delanteras y traseras no alcanzan un largo normal, son huesos cortos, por lo tanto, ellos tienden a presentar complicaciones de salud.

¿Sabías que los perros con patas cortas tienen esa característica debido a una mutación genética?

La mutación de un gen provocó la falta de una proteína que controla el desarrollo de sus extremidades.

Esta mutación genética que resultó en perros con patas cortas todavía es estudiada por científicos expertos y veterinarios.

Lo que se sabe es que este gen cambió en la época en que los perros se “separaron” de los lobos a través de la evolución.

Los perros con patas cortas carecen de cierta proteína que les permite crecer a sus extremidades, pero no a su cuerpo, cola o cabeza.

En determinadas razas, este déficit se complementa con una calcificación en las placas de crecimiento, algo que se conoce como “enanismo desproporcionado”.

Lo que debes saber sobre las patas cortas y cuidados especiales

Todos los perros con estas características pueden tener problemas al tener predisposición genética o simplemente porque la forma de su cuerpo los hace estar propensos a ciertas enfermedades.

Articulaciones de cadera

Uno de los problemas más comunes, ocurre en las caderas de los perros de patas cortas cuando tienen entre 4 y 6 meses de edad, esta enfermedad se llama Osteonecrosis y ocurre cuando el flujo sanguíneo que debería llegar a la cadera se detiene.

Los especialistas aún no saben exactamente por qué sucede, pero es fácil diagnosticarla ya que solo ocurre a cachorros.

Lesiones en sus espaldas

Específicamente una hernia entre las vértebras de su espalda. Si hay movimientos bruscos en su larga espalda el disco puede salir de su posición contra la médula espinal y dañarla.

Esto puede causar daño permanente o temporal al nervio, causando parálisis, o incapacidad para orinar o defecar.

Aunque la mayoría de estas enfermedades son genéticas, en perros de raza o mezcla de ellas, algunos consejos de salud y la intervención temprana pueden ayudar.

“Las razas de patas cortas tienden mucho más a padecer de problemas en las articulaciones de sus caderas o rodillas”.

Articulaciones de rodillas o codos

Los problemas de articulación en la rodilla son también comunes, ya sea en perros jóvenes o viejos.

  • Luxación de la rótula, es un defecto de nacimiento donde la rótula se sale de su lugar en la cadera donde normalmente está ubicada, causando que la rodilla se inmovilice y el perro cojee.
  • Rotura del ligamento cruzado, la cual es una herida o desgaste gradual de los ligamentos que están alrededor de la rodilla, causando cojera.

Para ambos casos la cirugía es el método frecuentemente requerido para prevenir que la condición de las articulaciones empeore con el tiempo.

  • Incongruencia de codos Esto sucede cuando los huesos de alguna de sus extremidades crecen antes que las otras extremidades, provocando que el codo no encaje adecuadamente y solo el hecho de caminar les causara dolor y cojera