6 tips para cepillar a tu perro y mantener sano su pelaje

Cepillar a tu perro es uno de los cuidados que necesita el pelo de nuestra mascota, por esta razón te traemos 6 tips para cepillar a tu perro.

Una tarea que puede parecer complicada sobre todo si tenemos un perro de pelo largo, pero que traerá grandes beneficios para tu mascota y para ti, ayudándote a mantener su pelaje sano y limpio y tu casa con menos presencia de pelos.

A continuación te damos 6 tips para cepillar a tu perro de manera sencilla y que se convierta en una actividad gratificante tanto para ti como para tu mascota:

tips para cepillar a tu perro
Foto: Unsplash.com

1. Conviértelo en un hábito: El hábito de cepillar a tu perro disminuirá la cantidad de pelos en casa, lo que a su vez facilita la limpieza.

Por eso se trata de una costumbre que requiere un poco de tiempo extra pero podrá ayudarte a mantener tu hogar libre de pelos sueltos.

2. Inicia desde cachorro: Debes acostumbrar a tu perro cuando sea un cachorro al cepillado, de este modo a medida que crece será mucho más tranquilo y dócil durante el cepillado.

Hazlo al inicio como un juego y masaje para que la mascota se sienta cómoda al momento del cepillado.

3. Frecuencia: Si tu mascota es de pelo corto con un cepillado a la semana basta, mientras que los perros de pelo largo deberán ser cepillados a diario.

4. Forma adecuada para cepillarle: Para cepillar el pelo de tu perro siempre sigue la dirección de crecimiento del pelo, comenzando por la cabeza, la espalda, los laterales, las patas y por último peinando su cola.

tips para cepillar a tu perro (1)
Foto: Depositphotos.com

Recuerda cepillarlo de forma suave, sé delicado al deshacer los nudos.

5. Revisión: Durante el cepillado, puedes aprovechar para revisar si hay presencia de parásitos como pulgas o garrapatas, o algo que pueda llamarte la atención como dermatitis, alergias o verrugas sospechosas.

6. Lugar: Un buen tip es realizar las sesiones de cepillado sobre una mesa. Además de ser más cómodo para ti, el perro asociará subirse a una mesa con algo agradable como el cepillado.

Esto también sirva para cuando el perro va a una revisión veterinaria, pues así el perro no lo asociará con algo “malo”.

Cepillar a tu perro, es algo más que mantenerlo limpio y aseado. Lo fundamental en hacerlo es el vínculo que se crea entre el dueño y el perro.

Fuente: animales.uncomo.com / encantadordeperros.es

Dinos, que estas pensando...