Corgi Galés de Pembroke

El Corgi Galés o Welsh Corgi es un perrito pequeño, de patitas cortas y cuerpo esponjoso, muy popular como perro de compañía.

  • Origen: Gran Bretaña
  • Tamaño de la raza: Pequeño
  • Tamaño: 25-35 cm
  • Peso: 12-15 kg
  • Promedio de vida: 12 años
  • Color: Rojo con manchas blancas y Tricolor

Historia del Corgi

La raza de perro Corgi es originario de las islas británicas, y está considerado como una de las razas más antiguas que habitaron dichas islas.

No se sabe a ciencia cierta de dónde surgieron estos perros, pero una de las teorías que se manejan es que el corgi proviene de los perros de los visigodos o perros celtas. De hecho la palabra cor-gi significa en celta perro enano.

Otra teoría es que estos perros fueron traídos desde Flandes (actual Bélgica) por comerciantes y trabajadores del textil y se criaron en la zona sur oeste de las islas, en Gales.

Foto: pixabay.com

Temperamento del Corgi

Este can es muy inteligente, extrovertido, dinámico, despierto, leal, atento y trabajador. Usualmente son recomendados para el trabajo de pastoreo en las granjas, pero también se lleva bien con los niños y las personas mayores, por lo que son perfectos como una mascota familiar.

Además, son silenciosos y tranquilos, es decir, no suelen ladrar constantemente, por lo que son ideales para las personas que viven en residencias, edificios o grandes comunidades.

Salud del Corgi

Una de las enfermedades que más sufre este tipo de perro es la es la besidad, porque tiene un apetito voraz y esto trae efectos colaterales, como diferentes lesiones a nivel de la columna, ya que por su longitud y fragilidad esta no puede aguantar tanto peso.

Se debe cuidar la alimentación del perro, dándole una ración promedio de alimento balanceado y saludable.

Otras enfermedades que suele padecer esta raza son:

  • Displasia de cadera
  • Cataratas
  • Displasia de retina
  • Enfermedad de Von Willebrand, que consiste en una anomalía de carácter hereditario, en la coagulación de la sangre
  • Miopatía degenerativa
  • Osteoartritis
  • Luxación de lentes intraoculares
  • Epilepsia

Educación del Corgi

La socialización desde pequeño es muy importante si quieres un perro sano y que no genere conductas tímidas o anormales. Desde cachorros, debes exponerlo a todo tipo de gente y situaciones con el que tenga que enfrentarse durante su vida.

Son perros que prestan atención, son alegres y aprenden rápido mediante técnicas de refuerzo positivo y premios.

Foto: pixabay.com

Cuidados especiales de un perro de raza Corgi

El cuidado del pelo es sencillo en esta raza. Generalmente basta con el cepillado dos veces por semana y no es necesario bañar a estos perros con mucha frecuencia. De hecho, es preferible no bañarlos muy seguido para no dañar la protección natural que tiene su pelaje.

Ejercicio necesario para el Corgi

Esta raza es ideal para salir al campo e ir de excursión. Le encanta sentarse contigo a ver la tele en casa. Le gusta dormir mucho cuando está tranquilo en casa.

Necesita mucha actividad y debes sacar a pasear dos o tres veces al día. Además es la mejor manera de socializarlo. Así que ya sabes, si ves tu a tu perro corriendo arriba y abajo por el pasillo de casa es que necesita salir a gastar energías.

Foto: pixabay.com

Un consejo: Evita escaleras muy largas con peldaños muy altos, ya que es un perro bajo y largo, y puedes generarles problemas y dolores de espalda.

Sabias que en la cultura galesa considera al Corgi el perro de las hadas, ya que según se cuenta ellas trajeron estos animales a los campos para que sirvieran como perros de trabajo y pastores

Fuente: razasyperros.es / www.feelcats.com /petdarling.com misanimales.com