Caspa en mascotas

La aparición de Caspa en mascotas es un problema cada vez más habitual y que preocupa a sus dueños.

La caspa en los perros y gatos, al igual que en los humanos está compuesta por un conjunto de células muertas que caen fuera de la piel. A veces se ven como pequeños copos blancos. En otras ocasiones se ven como escamas que pueden estar en la piel o sobre el pelo del animal.

por lo general, la caspa en los perros se origina por resequedad en la piel. Sin embargo, la piel grasa también puede dar origen a este mal. Algunas razas son propensas a sufrir de resequedad cutánea, como los Pastor Alemán. Otras razas tienden a desarrollar piel grasa como los Labradores

De cualquier modo, lo primero que se debe hacer es determinar cuál es la causa de la caspa . Si esto no se hace. resulta muy difícil llevar a cabo el tratamiento adecuado.

Caspa en mascotas
Foto: Depositphotos.com

La piel de nuestra mascota como la nuestra es muy sensible a la deshidratación y eso puede causar que la piel se seque y se vuelva escamosa.

Como prevenir la caspa en mascotas

Es muy importante cepillar periódicamente a nuestra mascota, esto ayudará a mantener su pelo suave y brillante y distribuirá los aceites naturales sobre la piel seca; el cepillos debe ser suave para no lastimar a tu mascota.

Es aconsejable cepillar al perro. Esta simple operación estimula la producción de aceites naturales en la piel de este modo contribuye a eliminar la caspa.

Causas más frecuentes de la aparición de la caspa en las mascotas y sus soluciones

CAUSA: Mala higiene
Baño que no se hace con la frecuencia adecuada. A veces se hacen más baños de los que necesita el perro, y otras veces menos. De otro lado, en ocaciones se utilizan productos no adecuados, como champú para humanos o jabones de mala calidad.


SOLUCIÓN:
Lo más aconsejable es bañarlos una o dos veces al mes, una en invierno y dos en verano. El baño nos ayudará a eliminar las escamas y evitará que se acumulen. Los expertos nos aconsejan usar agua tibia para bañar a las mascotas y también que el champú sea muy suave. Debemos frotar bien la piel y después enjuagar y secar muy bien.

Si el problema persiste debemos usar un champú especial para combatir la caspa de las mascotas. Lo aplicaremos y dejaremos actuar unos minutos antes de proceder al enjuague y secado del animal.

CAUSA: Clima seco
Las regiones de clima seco favorecen la aparición de caspa en los perros. Esto es especialmente notorio durante el invierno.

SOLUCIÓN
Lo más razonable es adquirir un humidificador. Este aspecto resulta especialmente necesario en las épocas de invierno.

CAUSA: Deficiencias nutricionales
La falta de ácidos grasos de Omega 3 afectan la salud cutánea de los perros e induce a la resequedad.

SOLUCIÓN:
Es conveniente reforzar la dieta con zinc y vitaminas A y E recomendadas por tu veterinario. Los alimentos a base de aceite de pescado son ideales.

CAUSA: Infecciones bacterianas y fúngicas
Ocasionada por la exposición a ciertos alérgenos como el polen, artículos de limpieza doméstica, químicos u otros. En este caso, es usual que la caspa vaya acompañada de ampollas que se revientan y forman costras.



SOLUCIÓN:
La caspa originada en bacterias, hongos y ácaros, requieren de la intervención de un profesional. Lo usual es que sea necesario administrar algún tipo de medicamento. En todo caso, se recomienda lavar con agua caliente toda la ropa de cama. También aspirar todas las alfombras y muebles.

Remedios para la caspa en los perros

Cuando la caspa en los perros es leve, resulta posible lograr buenos resultados utilizando remedios caseros. Estos tienen al ventaja de que son muy suaves y no tienen efectos colaterales. También son muy económicos.

Una de las mejores soluciones consiste en utilizar vinagre de manzana. Simplemente debe mezclarse, a partes iguales, con agua. Luego, frotar la piel del perro con un algodón o un paño limpio empapados en esa mezcla. Es necesarios hacerlo una vez al día hasta que desaparezca el problema.

El aceite de oliva es otro de los componentes idóneos para eliminar la caspa. Simplemente se debe frotar sobre la piel y el cabello del perro una vez al día.

Fuente: enbuenasmanos.com

Dinos, que estas pensando...