Boyero de las Ardenas

El Boyero de las Ardenas o Bouvier des Ardennes es un perro de tamaño mediano, muy resistente y de apariencia resistente. Es un conjunto corto y grueso, con hueso que es más pesado de lo que su tamaño general podría sugerir. Es compacto y bien musculoso, con un pelaje áspero y revuelto y una apariencia bastante imponente. La raza debe ser juzgada en una postura natural, sin apilar por el controlador.

Origen: Bélgica.
Tamaño de la Raza: Mediano.
Tamaño: 52 a 62 cm.
Peso: 22 a 35 kg.
Promedio de vida: 12 a 14 años
Color: Cualquier color excepto blanco puro.

Historia

Se sabe muy poco sobre la historia del Boyero de las Ardenas. Probablemente desarrollada por granjeros que solo se preocupaban por la capacidad de trabajo de un perro, no por su pedigrí o su historia. El Bouvier primero ingresa los registros escritos en el siglo XIX, y parece que la raza ya estaba bien establecida en su tierra natal en ese momento.

Fue originalmente utilizado casi exclusivamente para el pastoreo y la conducción de ganado. Permitiendo a los granjeros trasladar el ganado a diferentes campos para garantizarles pastos frescos devolverlos al establo por la noche o durante el invierno. Además de llevar su ganado al mercado para venderlo. 

Temperamento

Estos perros son enérgicos, curiosos, alegres y sociables. Sin embargo,  su principal característica conductual es la gran adaptabilidad a diferentes situaciones. Son perros muy valientes y con fuertes instintos territoriales, por lo que son excelentes guardianes.

Sus fuertes instintos territoriales y de defensa, frecuentes en todos los perros pastores y boyeros, favorecen su adiestramiento para la guardia y defensa, pero también exigen una temprana socialización para los perros mascota.

Por su gran inteligencia y adaptabilidad, sin embargo, los boyeros de las Ardenas pueden ser socializados y entrenados con facilidad. Responden muy bien al adiestramiento canino especializado y también al de perros mascota.

Salud

El Boyero de las Ardenas es una raza rústica y bastante sana que no presenta problemas destacados de salud, ni de carácter congénito salvo el hecho que son propensos a problemas de estómago, endometriosis y quistes de ovario en las hembras. Asimismo conviene revisarle sus orejas para prevenir infecciones y hongos, así como los ojos.

En el caso de ser un perro de trabajo, o bien realice muchas actividades en el campo, es conveniente que se le practique una inspección periódica del pelaje a fin de descubrir eventuales espigas clavadas, pulgas u otros parásitos en la piel o pelos.  No está de más tomar previsiones sobre enfermedades comunes en perros pastores y en razas grandes, como la displasia de cadera.

Educación

Cuando se trata de pastoreo, es difícil encontrar una raza que supere al boyero de las Ardenas. Naturalmente inteligente, esta es una tarea que les resulta fácil. Uno de los principales atributos de esta raza es su deseo de obedecer a su maestro, lo que lo convierte en un perro muy agradable de entrenar.

A pesar de lo anterior, no viene sin sus desafíos. Ya que en ocasiones puede cuestionar la autoridad; particularmente, si su entrenador no es consistente. Conocido por su versatilidad e intelecto, no hay razón para dudar de que sería un buen competidor en las actividades caninas más modernas, como el flyball, la agilidad y la obediencia.

Cuidados

El cuidado del pelo requiere tiempo, pero no es complicado, ya que se trata de una raza en la que la elegancia no es importante. Es necesario cepillar y peinar al perro con frecuencia, si es posible cada día, o por lo menos tres veces por semana. Esto evitará que el pelaje se enrede. Sólo es buena idea bañar al perro cuando está realmente sucio, para no debilitar la protección natural del pelo.

Necesitan ejercicio diario, ya que se aburren con facilidad, y esto puede llevarlos a ponerse nerviosos e incluso ser destructivos, compulsivos y ladradores. Necesitan actividad intensa para evitar estos problemas y, por supuesto, otros que podrían surgir en su salud.

Ejercicio

Las necesidades de ejercicio y compañía son altas en esta raza. El boyero de las Ardenas necesita hacer mucho ejercicio en espacios abiertos, por lo que no se adapta bien a la vida en departamento. Además, necesita atención y compañía, por lo que tampoco es adecuado para familias que pasan la mayor parte del día afuera.

Lo ideal es que viva en zonas rurales, cumpliendo funciones de pastoreo.
Se necesita una caminata vigorosa de por lo menos una hora al día como mínimo, y se prefiere el ejercicio sin plomo. Aventurero y entusiasta, el Boyero de las Ardenas le acompañará con mucho gusto a usted y a su familia en una excursión vigorosa, tal vez incluso parando para un refrescante baño en el camino. 

El Bouvier des Ardennes siempre ha sido conocido vinculado a las vacas en su región nativa y la selección de la raza se centra en las habilidades necesarias para controlar el ganado.

Fuente: ladra.es / misanimales.com/ perros.com / perrosclub.com / toppercan.es / webanimales.com

Fotografía: elhogarnatural.com

Dinos, que estas pensando...