Boyero Australiano o Australian Cattle Dog

El Boyero Australiano es un perro bien balanceado, ligeramente más largo que alto, de tamaño y osamenta mediana con un color de pelaje que ofrece variedad e individualidad. Es robusto y rústico. Es atento y vivaz, flexible y ágil.

País de origen: Australia.
Tamaño de la raza: Mediano.
Altura: Machos: de 43 a 51 cm.
Peso: 18 Kg y 26 Kg.
Color: Podrá ser azul canoso o moteado. Las patas de color canela se extenderán hasta el pecho. Rojo: Este color será uniforme en la mayoría de los casos.

Historia

En los primeros años del XIX, los ganaderos australianos se fueron a las vastas extensiones de tierra del continente y colonizaron sus llanuras, los acompañaron sus perros, los Smithfields. Con el tiempo y debido a la climatología propia del terreno estos perros empezaron a perder el control sobre el ganado del que eran responsables, tenían tendencia a morder a las reses y se volvieron muy ruidosos, pues no paraban de ladrar.

Los ganaderos intentan crear una nueva raza de perros cruzándose con los dingos, el perro salvaje que habitaba el territorio, pensando que así la raza de perros resultante estaría más aclimatada a las extremas temperaturas del lugar y obtuvieron perros silenciosos pero tan o más mordedores como los primeros.

Boyero Australiano
Foto: unsplash.com

Temperamento

Es un buen vigilante de su amo y sus pertenencias, fuerte, inteligente, muy valiente y posee un gran sentido del deber. Amigo y guardián fiel, es un protector por naturaleza. Fiel y apegado a su amo y sus familiares, es sin embargo, muy desconfiado con los extraños.

Aunque es agresivo cuando trabaja con el ganado, el Pastor Australiano es dócil con sus amigos humanos. Muy animado, ágil y atento. Como es juguetón puede ser una excelente compañía para los niños, particularmente para los niños activos. Le encanta jugar al Frisbee.

Salud

El Boyero Australiano es poco propenso a las enfermedades, ni siquiera al cáncer. Las principales preocupaciones de la raza pueden ser la atrofia progresiva de retina. El Pastor Australiano tiene problema hereditario de sordera, no es frecuente pero es algo que debe ser vigilado.

El gen del hermoso color mirlo también conlleva un factor de ceguera/sordera. Esto puede manifestarse únicamente en las cruzas mirlo/mirlo. Esta raza también es susceptible a la displasia de la cadera y la atrofia retinal progresiva. Cuidado debidamente, el Pastor Australiano ha de vivir de 14 a 16 años.

Boyero Australiano
Foto: pixabay.com

Educación

No es un perro para cualquier persona, necesitará un cuidador experimentado que sepa estimular su inteligencia y capacidad de ejercicio. No es apto para familias ni para personas sedentarias o con poco tiempo para salir a hacer deporte, jugar y andar.

Es muy importante socializarlos desde pequeños con las personas y con los entornos donde van a pasear y vivir, ya que debido a su carácter impulsivo, enérgico e impaciente pueden desarrollar problemas de comportamiento sin una educación correcta.

Ejercicio

Planea paseos diarios con tu Pastor ganadero australiano. Dos paseos diarios de al menos 45 minutos son necesarios para este activo perro. Si te gusta correr tu mascota será un gran compañero. El patinaje es otra buena actividad en la que puede acompañarte, además considera la posibilidad de llevarlo a dar recorridos en bicicleta en áreas que no haya tráfico.

Jugar a las escondidas es un ejercicio de habilidades que puede ser en lo sumo estimulante para cualquier perro de pastoreo. Pon a tu mascota en posición de sentado y dale una señal de «espera» con tu mano levantada. Sal de la habitación, escóndete y después lo llamas. Cuando te encuentre le proporcionan muchas elogios.

boyero australiano
Foto: unsplash.com

Sumamente inteligente, con los sentidos de la vista, olfato y oídos muy desarrollado, es una raza creada a propósito para que no se canse y realice sus funciones de pastor aun en lugares donde otros perros no podrían sobrevivir.

Fuentes: perros.com / perrosclub.com / vivapets.es / mundoanimalia.com / hogarmania.com / perrospedia.com

Fotografía: miamigoelperro.blogspot.com

Dinos, que estas pensando...