Boyero Australiano o Australian Cattle Dog

boyero australianoOtros nombres: Australian Cattle Dog, Australian Queensland Heeler. Pastor Ganadero Australiano.

País de origen: Australia

Tamaño de la raza: Mediano

Altura: Machos: de 46 a 51 centímetros. Hembras: de 43 a 48 centímetros

Peso: Macho: Entre 20 Kg y 26 Kg. Hembra: Entre 18 y 23 Kg

Color: Azul: Podrá ser azul canoso o moteado. Las patas de color canela se extenderán hasta el pecho. Rojo: Este color será uniforme en la mayoría de los casos.

Descripción: El Pastor Australiano es un perro bien balanceado, ligeramente más largo que alto, de tamaño y osamenta mediana con un color de pelaje que ofrece variedad e individualidad. Es robusto y rústico. Es atento y vivaz, flexible y ágil.


Historia: En los primeros años del XIX, los ganaderos australianos se fueron a las vastas extensiones de tierra del continente y colonizaron sus llanuras, los acompañaron sus perros, los Smithfields. Con el tiempo y debido a la climatología propia del terreno estos perros empezaron a perder el control sobre el ganado del que eran responsables, tenían tendencia a morder a las reses y se volvieron muy ruidosos, pues no paraban de ladrar. Los ganaderos intentaron crear una nueva raza de perros cruzándolos con los dingos, el perro salvaje que habitaba el territorio, pensando que así la raza de perros resultante estaría más aclimatada a las extremas temperaturas del lugar y obtuvieron perros silenciosos pero tan o más mordedores como los primeros. Un segundo enfoque, hizo que acto seguido se intentara un nuevo cruce con los Highland Collies de Escocia pero tampoco dio buenos resultados. Se probaron entonces otros cruces, con dálmatas, los Kelpies… Al final y después de tanto experimento, salió por fin el perro que hoy en día conocemos como Boyero Australiano o Pastor Ganadero Australiano, con todas las virtudes de las razas de perros con las que tomó contacto y un pelaje único, propio y distintivo de su raza, el Boyero Australiano.

Temperamento: Es un buen vigilante de su amo y sus pertenencias, fuerte, inteligente, muy valiente y posee un gran sentido del deber. Amigo y guardián fiel, es un protector por naturaleza. Fiel y apegado a su amo y sus familiares, es sin embargo, muy desconfiado con los extraños. Aunque es agresivo cuando trabaja con el ganado, el Pastor Australiano es dócil con sus amigos humanos. Muy animado, ágil y atento. Como es juguetón puede ser una excelente compañía para los niños, particularmente para los niños activos. Le encanta jugar al Frisbee. Es valiente, leal y ansioso por satisfacer, tiene un sexto sentido sobre lo que el dueño quiere. Tiene una personalidad versátil y es fácil de entrenar. Puede ponerse nervioso y destructivo si se lo deja solo, sin ejercicio, durante mucho tiempo. Es una raza muy activa que pide ejercicio sino se aburre fácilmente.

Características generales: Como buen perro de trabajo, es fuerte, ágil y dispuesto. Buen perro pastor para el ganado salvaje, pero no sólo posee esas aptitudes también es un buen guardián. No es un perro para la ciudad que pueda vivir en los pisos o apartamentos, se acomodará mejor en casas con patios o alguna zona cercada de terreno. Es de fuerte carácter por lo que debemos de preocuparnos de adiestrarlo lo más pronto posible. Es un magnífico protector para los niños, pero ¡¡cuidado!! es tanto el celo que ponen en su cuidado, que pueden ser peligrosos si alguien se les acerca. Posee una gran vitalidad por lo que se recomienda que se le saque a pasear con frecuencia y ejercitarlo lo máximo posible.

Salud: El Boyero Australiano es poco propenso a las enfermedades, ni siquiera al cáncer. Las principales preocupaciones de la raza pueden ser la atrofia progresiva de retina. El Pastor Australiano tiene problema hereditario de sordera, no es frecuente pero es algo que debe ser vigilado. El gen del hermoso color mirlo también conlleva un factor de ceguera/sordera. Esto puede manifestarse únicamente en las cruzas mirlo/mirlo. Esta raza también es susceptible a la displasia de la cadera y la atrofia retinal progresiva. Cuidado debidamente, el Pastor Australiano ha de vivir de 14 a 16 años.

Cuidados específicos: Este perro requiere mucha atención de su amo no se adapta demasiado bien a una vida casera. Necesita hacer mucho ejercicio cada día y si está encerrado mucho tiempo puede que ocasione destrozos en casa. Es imprescindible, desde una temprana edad, educarlo con disciplina. Se recomienda cepillarle el subpelo espeso con regularidad para evitar problemas de piel como eccemas. a no ser que se le mantenga en el campo donde no tiene igual. Sumamente inteligente, con los sentidos de la vista, olfato y oídos muy desarrollado, es una raza creada a propósito para que no se canse y realice sus funciones de pastor aun en lugares donde otros perros no podrían sobrevivir.

 

Fuentes: perros.com / perrosclub.com / vivapets.es / mundoanimalia.com

Fotografía: miamigoelperro.blogspot.com

Dinos, que estas pensando...