Beauceron

El beauceron es un perro imponente que emana poder, enérgico y muy inteligente; es especialmente querido por las mujeres que anhelan un can protector y al mismo tiempo amable

  • Origen: Francia
  • Tamaño de la raza: Grande
  • Tamaño: 65 a 70 cm
  • Peso: 30 y 50 kg.
  • Promedio de vida: 10-12 años
  • Color: Negro y fuego, Negro y canela, Tricolor, Arlequín

Historia del Beauceron

El beauceron es una raza peculiar mucho más conocida en su región de origen que en el resto del mundo. Aun así, este can gigante de aspecto rústico es una raza trabajadora y útil en muchas tareas. Su nombre deriva de la zona rural La Beauce, ubicada en el suroeste de Paris, Francia.

Foto: pixabay.com

Se infiere como una estirpe antigua y muy tradicional de ciertas regiones francesas, aunque se desconoce su historia más remota. Sus registros se remontan al año 1560, cuando se evidencian las habilidades de este perro como pastor y otros trabajos rurales que requerían resistencia y fortaleza.

Fue destinado a labores militares a raíz de la Segunda Guerra Mundial para trasladar heridos, detectar minas y explosivos.

Recientemente no existía un patrón definido de esta raza. Ya en el siglo XX se determinan las características anatómicas que identifican al beauceron de la actualidad.

Temperamento

En esencia, el beauceron es un perro equilibrado y tenaz que se muestra reservado con los desconocidos y celoso de su casa y familia humana, lo que le condiciona a ser un excelente guardián.

Foto: Unsplash.com

Es un can fuerte, muy activo y valiente, así como inteligente y determinado. No suele ser agresivo y, aunque ladren a los intrusos, resultan ser muy nobles en su trato cotidiano.

Ofrecen mucha tolerancia y paciencia a los niños pequeños, sobre todo si se crían desde cachorros con ellos. No obstante, resulta sensato vigilarle periódicamente cuando trata con niños. Su instinto de pastor puede orientarle a agrupar a los pequeños como en un rebaño si no ha sido educado eficazmente.

Otro rasgo de su afabilidad se evidencia en el trato que le otorga a otros animales, de quienes se hará amigo si se han criado juntos.

Tienen un lado independiente que les aleja cuando saben que no hay peligro, pero se mantienen observadores y alertas de su entorno.

Salud del Beauceron

Cualquier perro de raza grande puede ser susceptible de hincharse por una condición estomacal repentina y que se vea comprometida la salud de nuestro amigo. Es prudente tomar previsiones que nos indiquen como proceder en casos de emergencia.

Este linaje suele ser muy sano, por lo que las consideraciones al respecto serán las mismas para cualquier perro de dimensiones físicas y anatómicas similares. Hacer evaluaciones de cadera, ritmo cardíaco y oftalmológico son fundamentales.

Prestar especial atención a orejas y dientes es una práctica común en todas las razas, así como la previsión ante posibles alergias cutáneas.

Educación

Al igual que la mayoría de las razas de pastoreo, los beauceron responden muy bien a distintos métodos de adiestramiento de perros y lo han demostrado en diferentes disciplinas.

No obstante, el adiestramiento canino tradicional no funciona bien con esta noble raza de perro. El beauceron sufre graves problemas de estrés ante las riñas, el castigo y los malos tratos. Por esta misma razón trabajaremos utilizando siempre el refuerzo positivo.

De no ser así, el beauceron, puede desarrollar problemas de comportamiento canino. Si no reciben ejercicio suficiente o si pasan solos mucho tiempo, pueden convertirse en perros destructores o agresivos.

La educación del beauceron empezará cuando este es aún un cachorro, preparando correctamente la socialización con el entorno (cuidad, coches, campo…), las personas y otros animales.

Ejercicio

Su personalidad activa y necesidad de ejercicio regular le hacen incompatibles con dueños sedentarios. ¡Necesitan moverse y jugar! Les gusta mucho que se les dedique tiempo y atención.

Es básicamente un perro de trabajo, por lo que tiene mucha energía, física y mental, y necesita, al menos, dos horas de ejercicio diario. Se le dan bien los deportes caninos, como las pruebas de trabajo y con el disco volador, y le encanta pasar tiempo entrenando o ejercitándose con su familia humana.

Foto: pixabay.com

¿Sabías qué? Estos canes trabajan de manera diferente a otros hábiles perros pastores. En lugar de moverse incansablemente y ladrar para guiar a la manada, rodean al rebaño en silencio y lo van conduciendo de manera mucho más tranquila.

Fuente: expertoanimal.com / misanimales.com / wakyma.com / soyunperro.com