AYUDA, a mi mascota no le agrada ser cepillada

Todo dueño de mascota sabe la importancia del aseo para la salud de su mascota. Pero ¿que pasa si a mi mascota no le agrada ser cepillada?

El tiempo dedicado al aseo de nuestros peludos también fortalece el vínculo que tenemos con ellos y pueden ayudarles a relajarse ¡pero algunas veces las mascotas no están del todo conformes con la idea!

• Establezcamos una rutina de aseo 

Las mascotas son criaturas de hábito. Disfrutan de la rutina y necesitan estabilidad y previsibilidad en sus vidas, por lo que la introducción repentina de un nuevo régimen de aseo puede tomarlos por sorpresa.

La llave a la introducción de cualquier nueva rutina es la coherencia. Comience por asignar una pequeña cantidad de tiempo cada día al aseo de su mascota.

Escoge un momento tranquilo del día, mientras la familia no está en casa y mientras el perro está tranquilo.

Por ejemplo, evita  asearlo en los horarios cerca de las comidas o cuando salís a pasear, porque puede ponerse ansioso o distraerse.

Empieza por acariciar a tu mascota para hacerla sentir cómoda y relajada. Deja que tu mascota huela el cepillo que va a utilizar, para que pueda empezar a identificarlo y asociar el olor con la actividad de aseo.

Entonces, suavemente, comienza a cepillarlo en un área que le suele gustar que se le acaricie. Evita empezar por la barriga o el abdomen porque muchas mascotas no disfrutan que se le toque en esta área y hasta se pueden sentir amenazados.

El aseo puede durar unos pocos minutos la primera vez o, el tiempo que tu mascota lo tolere. Continúa con el cepillo, para mostrarle que esto es una rutina normal y que esta acción no le causa ningún daño.

• Utiliza golosinas 

Si tu mascota sospecha particularmente del proceso de aseo, o si estás intentando adiestrar un cachorro o un gatito, las golosinas pueden ser particularmente útiles para reforzar el comportamiento positivo. Si tu mascota empieza a entender que tendrá un premio cuando lo asea, la idea comenzará a ser más atractiva.

Eventualmente, puede sustituir el premio con muchas caricias, atención y elogios dulces.

• Elija la herramienta apropiada


Es importante elegir la herramienta correcta a la hora de cepillar tu mascota. Podrías preferir un cepillo más suave o más firme. Si tu mascota tiene el pelo muy largo, puede que necesite un peine o un rastrillo para eliminar enredos y nudos antes de cepillar todo el resto del cuerpo.

Los cepillos se presentan en todas formas y tamaños, por esta razón elija el que mejor se adapte al tamaño de su mascota, a su pelo y a su temperamento.

También existen diferentes herramientas de aseo para diferentes tareas. Los peines ayudan a desenredar el pelaje de su mascota, mientras que los cepillos alisadores ayudarán a eliminar el exceso de pelo. Los cepillos de cerdas suaves pueden utilizarse también para el acabado, haciendo la capa de su mascota suave y brillante ayudándole a mantener un mejor aspecto.