Australian Terrier

Nombres alternativos: Silky. Aussie
País de origen: Australia
Peso: Macho: 6.5 kilogramos de peso. Hembra: 6 kilogramos de peso.
Altura: Macho: 25 centímetros. Hembra: de 20 a 25 centímetros
Color: El color puede ser azul, azul acero o azul-gris oscuro con marcas de color fuego intenso en la cara, orejas, parte inferior del cuerpo y parte baja de las extremidades. Puede ser también de color arena clara o rojo.

Historia: Este terrier nació en la isla australiana de Tasmania, a partir de cruces entre diferentes perros terrier que habían sido llevados desde Europa. Entre las razas que se piensa dieron origen al terrier australiano, se encuentran: Dandie Dinmont terrier, Yorkshire terrier, Skye terrier y Manchester terrier. La mezcla de tantas razas dio lugar a un pool genético grande que podría explicar la poca frecuencia de enfermedades hereditarias en esta raza. Otra explicación plausible es la intensa selección natural a la que se vio sometido el terrier australiano desde sus orígenes, ya que el ambiente rural australiano es duro y hostil. Sea como fuere, el resultado de los cruces dieron lugar a un perro pequeño pero rudo y resistente, capaz de cazar roedores y serpientes, y de dar la alarma ante la presencia de extraños. A pesar de eso, el carácter que quedó en este terrier es más estable y tranquilo que en otros perros del grupo. Hoy en día el terrier australiano es principalmente un perro de compañía, muy apreciado en Australia pero también conocido en diferentes partes del mundo.

Temperamento y carácter: Este perro es, en esencia, un terrier de trabajo y por eso tiene un temperamento valiente y decidido. como a la vez es fiel y activo, sin embargo, es más estable y tranquilo que la mayoría de los demás terrier y, por tanto, también es un excelente perro de compañía. Por otra parte, es uno de los terrier más fáciles de adiestrar, ya que no es tan hiperactivo como otros del grupo. Sin embargo, es importante entrenarlo en base a métodos positivos, ya que es un perro sensible y responde mal a los castigos y tratos duros. Entre los problemas comunes de comportamiento en esta raza, se encuentran los ladrido excesivos, la tendencia a cavar en el jardín y, ocasionalmente, la agresividad hacia perros y otras mascotas. Estos problemas pueden prevenirse dándole a los perros la oportunidad de ejercitarse, suficiente compañía, una correcta socialización y el adiestramiento adecuado. Aunque la raza fue desarrollada principalmente para cazar animales pequeños, el terrier australiano es muy versátil y puede ser una excelente mascota. No es buena mascota para niños muy chicos, ya que éstos pueden maltratar al perro y el perro puede defenderse mordiendo. Sin embargo, es una excelente mascota para niños grandes que saben respetar al perro y personas jóvenes y adultas.

Salud: El Terrier Australiano es un perro sano y fuerte sin problemas de salud comunes de la raza. Las dos preocupaciones mayores son la diabetes mellitus y el criptorquidismo.

Cuidados: El cuidado del pelo es más sencillo que en otras razas de perros, y no demanda tanto tiempo. En general basta con el cepillado dos veces por semana y la remoción manual de pelo muerto (stripping) dos o tres veces por año. Además, cuando el pelaje es cuidado regularmente, estos perros no pierden mucho pelo. No es necesario ni saludable bañar a estos perros con mucha frecuencia y sólo hay que hacerlo cuando realmente están sucios. El terrier australiano no requiere mucho ejercicio y basta con una caminata moderada cada día para mantenerlo en forma. Por otra parte, sí demanda mucha compañía, así que un tiempo de juego diario, además del tiempo dedicado al adiestramiento canino y otras actividades rutinarias, puede ayudar a ejercitar al perro al mismo tiempo que fortalece el vínculo con su propietario. Estos perros se adaptan bien la vida en departamento, pero pueden ser ladradores. De cualquier manera, son perros que necesitan mucha compañía y deben vivir dentro de la casa junto al resto de la familia.

Alimentación: Las necesidades alimenticias para el ejemplar adulto, estimadas como ración de mantenimiento, varían de las 400 a las 450 Kcal. Diarias.

Compañero Ideal: Es una buena raza para tener en un piso, es limpio y no requiere muchos cuidados. Pese a su pequeño tamaño es un efectivo guardián. El Australian Terrier contagia vitalidad y afecto a sus dueños.

 

Fuente: mundoanimalia.com / deperros.org / plusesmas.com / mtperro.com / wikipedia.org
Fotografía: dogblogpedia.com

 

Dinos, que estas pensando...