7 cuidados de perros de talla pequeña

Antes de empezar, debemos de conocer el tamaño del perro:  Los mini: pesan entre 5 a 10 Lb. ( Chihuahua, Yorkshires, Shih tzu, Pomerania), y los Pequeños: de 10 a 20 Lb. (Schnauzer, Beagle, Boston terrier)

Un cachorro de talla pequeña se desarrolla más rápido,  a los diez meses un cachorro de Yorkshire ya estará desarrollado, mientras que un cachorro de San Bernardo por ejemplo tarda hasta dos años en desarrollarse por completo.

1. Alimentación de perros de talla pequeña

Los perros pequeños tienen necesidades muy concretas de alimentación y esto se debe a que su metabolismo es más rápido que el de los perros de razas grandes. Por lo que  necesitan más aporte energético y con más frecuencia. 

La cantidad de comida diaria que le des a tu perrito de raza mini dependerá de la edad, el tamaño y el nivel de actividad física que realice. 

El tamaño de la boca nos indica cómo debe ser el tamaño de las bolitas de alimento que consumen. Es importante que el tamaño de las croquetas sea el adecuado ya que de lo contrario podrían ahogarse o hacerse daño en los dientes.

Los perros pequeños son propensos a problemas de salud como la hipoglucemia. Dándole su ración en varias tomas ayuda a regular el azúcar en la sangre.

Foto: Pixabay.com

2. Cuidado con las temperaturas extremas

El pelaje del perro grandes o pequeños actúa como regulador térmico. Sin embargo, los perros de talla pequeña, y sobre todo los mini o toy, son más sensibles a las temperaturas extremas. No toleran muy bien ni demasiado frío ni demasiado calor.

En verano tendrás que mantenerlo fresquito a la sombra y poniendo a su disposición agua fresca a todas horas para evitar que tu perro sufra un golpe de calor. 

En invierno, podrá necesitar una capa de abrigo extra o una una mantita en su cama para que se acurruque por las noches (sobre todo los de pelo corto).

Foto: Pixabay.com

3. Cepillados semanales

Mucha gente asume que los perros pequeños no necesitan que los cepilles ¡Lo cual es totalmente falso! Su pequeño tamaño no tiene nada que ver con esto, el pelo hay que mantenerlo igual (con la ventaja de que tardarás menos en hacerlo). Cepilla a tu perro semanalmente para que su pelo esté sano y brillante y comprueba si hay nudos en las razas de pelo largo.

4. Corte de uñas

Para los perros pequeños sus uñas tienen menos posibilidades de desgaste natural, por lo que es necesario recortes frecuentes.  

5. Cuidados dentales

Los perros pequeños tienen una fuerte tendencia a acumular sarro en sus dientes, lo que suele dar lugar a mal aliento, por eso hay que evitar darles alimentos caseros o muy húmedos.

Para evitar estos problemas, cepilla los dientes de tu perro varias veces a la semana. Los perros pequeños a menudo sufren de caries y enfermedades de las encías, y el cepillado frecuente y los snacks anti sarro mantendrán sanos los dientes y las encías.

6. Estructura ósea sensible en talla pequeñas

Es muy común que estos perros pasen en brazos de sus dueños desde cachorros, una mala práctica que les entorpece su condición natural de perro y su movilidad y, que en ocasiones es motivo de caídas o golpes. 

La estructura ósea de los perros es igual, tanto en perros de talla grande como pequeña, sin embargo en perros pequeños sus huesos son más frágiles y propensos a fracturas, problemas en rodillas y columna, así como articulaciones.

7. Refuerzo positivo

Por último, nunca uses el castigo físico con tu perro. Los perros pequeños son frágiles y pueden resultar heridos muy fácilmente. El refuerzo positivo, como los premios y juguetes, son mucho más efectivos para corregir los comportamientos problemáticos.

Fuente: https://www.kiwoko.com/

Te puedo interesar: 3 Tips para evitar las picaduras de mosquito en mascotas