4 consejos para el bebedero del gato

Para que tu gato disfrute de su bebedero y de beber agua limpia y fresca, sigue estos 4 consejos como ayuda para hidratar a tu minino y este este feliz.

1. Tener un bebedero especial para mascotas, situado en una zona tranquila y de fácil acceso, alejada de los rayos del sol. Debe ser un recipiente independiente del comedero y estar situado a una cierta distancia, para que no caiga comida en él y se ensucie el agua.

2. Los gatos son exigentes en cuanto a la limpieza y para que puedan beber cómodamente es necesario mantener el bebedero impecable, con agua fresca y limpia, que deberá renovarse dos veces al día.

  • Limpia el plato de agua con agua y jabón para evitar que se desarrollen bacterias.
  • Es recomendable que el recipiente no sea de plástico pues en él pueden fijarse olores fácilmente. Lo ideal es utilizar uno de vidrio o de cerámica.
  • Siempre debe haber agua limpia y fresca disponible para nuestros gatitos, las 24 horas del día y los 7 días de la semana.

3. Beber del grifo, a muchos gatos no les gusta el agua fresca del grifo porque tiene mucho sabor a cloro. Con frecuencia, los gatos se beben el agua de las macetas, los jarrones, y a veces hasta el agua del !inodoro!. Por eso, para hacer que el agua le guste más, puede que deba dejarla reposar un rato para que el cloro se pueda evaporar.

4. “Pobre bebedor”, los gatos tienen la mala reputación de no beber mucha agua, esto es porque son capaces de concentrar mucho su orina (por eso su particular olor). Pero si la concentración de la orina es muy alta, hay un mayor riesgo de precipitación de cristales y formación de cálculos. Por lo tanto, el gato debe hidratarse para lograrlo debe ser estimulado.

 

Dinos, que estas pensando...