Sully no deja de abrazar a su dueño

Sully el San Bernardo que no deja de abrazar a su dueño

Sully’ es una perrita de raza San Bernardo que adora a su amo, tanto que cada vez que llega a casa del trabajo el Sully le da un gran abrazo. El perro se pega a su amo  y no lo deja moverse de la cama.

Sully sabe que con el peso de su cuerpo y ayudándose de sus patas y de su cabeza su amo no podrá levantarse de la cama.

El San Bernardo presiona su enorme cabeza contra la del hombre y se desplaza a un lado negándose a ceder para poder estar bien cerca de su querido familiar. “Sully déjame ir”, dice el hombre con la voz entrecortada. El enorme perro no obedece y rápidamente pone su boca sobre la de su dueño.

El dueño de Sully explica que la perrita  pesa tan sólo 72 kilogramos (unas 160 lbs), muy poco para ser un San Bernardo. Otro San Bernardo que tiene su padre pesa unos 104 kilogramos (229 lbs). A pesar de que Sully no llega al peso máximo de su raza, es capaz de inmovilizar a su dueño por varios minutos sin que este se pueda mover.

El San Bernardo es un perro de gran tamaño. Posee una cabeza maciza y es popularmente reconocido por su buen temperamento y capacidad para socorrer a quien lo necesite en circunstancias extremas.

Te gustaría que tu perro te diera una bienvenida así…

 

Fuente: http://www.miscuriosidades.com

Fecha de publicación: 24.Sep.2014

 

Dinos, que estas pensando...

X