perro, nariz, cachorro, defecto, Escocia

Snuffles, el perro con dos narices.

Al momento de conocerse la historia de Snuffles, el ovejero alemán de cuatro meses que se hizo famoso por tener dos narices y no conseguir dueño, el Dog’s Trust Rehoming Centre recibió unas 20 llamadas y 40 mensajes de personas de todos el mundo para adoptarlo. Según informa el portal del Daily Mail hubo interesados de los Estados Unidos, Gran Bretaña e incluso Sudáfrica.

Él tiene un raro defecto congénito que le da la apariencia de tener dos narices. En vez de unirse entre sí, tiene algún tipo de fractura. Es un defecto en el paladar, que hace que las dos partes de su nariz se puedan mover de forma totalmente independiente la una de la otra. Nunca había visto esta condición en otro perro durante mis 20 años de carrera”, había explicado la veterinaria Angela McAllister, quien trabaja en el centro de cuidados de canes ubicado en Glasgow, Escocia.

Snuffles lucho por mas de un mes para encontrar un hogar, a pesar de ser un cachorro pues su defecto le impedía ser un de los perros adoptables del refugio.

Pero, afortunadamente, esa historia es parte del pasado, ya que el perrito empezará una nueva vida con una familia dispuesta a darle cariño. La próxima semana “Snuffles” será trasladado a su nuevo hogar en East Lothian, un distrito cercano a la ciudad escocesa de Edimburgo.

Dinos, que estas pensando...

Deja un comentario

X