¿Sabes cómo elegir un tratamiento adecuado contra pulgas y garrapatas?

Las garrapatas y pulgas están presentes en muchos lugares y pueden transmitir enfermedades mortales tanto en mascotas como a personas.

Por eso es importante que elijas un antiparasitorio que mantenga un efecto sostenido durante todo el periodo que dura el tratamiento.

¿Cómo elegir un tratamiento ideal contra pulgas y garrapatas?

  1. Asegúrate de que el tratamiento antiparasitario no pierda su efectividad en las últimas semanas para evitar que tu mascota quede desprotegida y no lo sepas.
  2. Elige un antiparasitario con una rápida acción para eliminar los parásitos externos de tu mascota y minimizar los riesgos de contraer enfermedades transmitidas por éstos.
  3. Para tu tranquilidad, opta por un antiparasitario externo seguro que puede utilizarse en perros de todas las tallas a partir de las 8 semanas de edad y en cualquier raza.
  4. Elige una tableta masticable apetitosa, fácil de administrar y que tu perro acepte voluntariamente.
  5. Es preferible un tratamiento oral duradero que sea compatible con los baño frecuentes de tu mascota.

Lo que tienes que saber de parásitos externos

Pulgas

  • Son el parásito externo más frecuente en las mascotas.
  • Una infestación por pulgas es desagradable y potencialmente peligrosa para los perros y sus propietarios.

Transmiten parásitos gastrointestinales (tenías) y bacterias, causantes de enfermedades graves.  En el perro se pueden desencadenar reacciones alérgicas, como la dermatitis alérgica a la picadura de pulga.

Provocan molestar, comezón e irritación. Para asegurar la salud de tu pero y tu familia, utiliza un antiparasitario externo eficaz contra las infestaciones de pulgas Ctenocephalides felis y Ctenocephalides conis.

Garrapata

  • Se alimentan de sangre de las mascotas y pueden provocar una infección en el punto de fijación.

  • También tienen una gran importancia sanitaria, ya que a través de su saliva pueden transmitir agentes responsables de enfermedades como RickettsiosisEhrlichiosis o Borreliosis, que son muy graves e incluso mortales, tanto en animales como en personas.
  • La especie más común en Rhiphicephalus sanguíneus, sin embargo algunos otras pueden estar presentes.
  • Recuerda elegir un tratamiento preventivo con eficacia sostenida para proteger a tu perro.

Ácaros (Sarna)

Pueden causar una importante irritación en la piel y del perro y dar lugar a lesiones e infecciones bacterianas debido al rascado.

Los ácaros que afectan con mayor frecuencia a los perros son: Sarcoptes scabiei (también transmisible a las personas), Otodectes cynotis y Demodex spp.  Es necesario que tu perro esté protegido ante todos estos ácaros, durante todo el año.

En la lucha contra los parásitos externos de las mascotas, la prevención es fundamental. La forma más fácil de reducir las posibilidades de una infestación por garrapatas, pulgas y ácaros es administrar mensualmente los tratamientos diseñados para prevenirlas. 

Además de las molestias que causan en los perros y sus propietarios, los parásitos externos pueden transmitir enfermedades graves a ambos.

Te puede interesar: 

 

 

Dinos, que estas pensando...

Deja un comentario

X