vómito

Salud digestiva: Causas del vómito en los perros

Muchos dueños de mascotas se presentan a la consulta veterinaria preocupados por la salud digestiva de su perro, aún más cuando este vomita de manera frecuente sin causa aparente.

Por más que esté bien alimentado y educado es muy probable que tarde o temprano tu perro coma algo que no debería. El organismo de un perro se encarga de devolver aquello que no puede digerir a través de dos mecanismos: la regurgitación y el vómito.

vómito en perros

La regurgutación es una reacción biológica y se da incluso cuando está alimentándose, ya que puede comer, regurgitar y volver a comer. El vómito conlleva un esfuerzo físico, ya que las contracciones abdominales terminan agotándolo.

Un vómito pueden tener diversas causas, pero las que se presentan de manera frecuente son:

Gastritis: Las mascotas que pasan largo tiempo sin comer segregan cantidades mayores de jugos gástricos que pueden tener como consecuencia un vómito amarillo y espumoso. Es importante que los horarios de comida de tu perro sean establecidos de manera ordenada para llevar un mejor control de su alimentación y evitar este tipo de padecimiento.

Úlcera estomacal: Derivada de una gastritis, el vómito contiene sangre o es de un tono negro y turbio, es indicador de que el perro a desarrollado una úlcera a causa de una severa gastritis. Las úlceras gástricas deben llevar un tratamiento veterinario largo y cuidadoso.

Cambios en la dieta: El cambio repentino en la dieta de una mascota, premios nuevos, probaditas de comida o basura también pueden provocar vómito y malestar estomacal. En estos casos se debe suspender la hora de comida o cena, hasta que el vómito pase.

Si persiste por más de 12 horas es indispensable y urgente acudir con el veterinario de confianza. 

Obstrucciones: Son las situaciones más peligrosas que causan los vómitos en perros y en gatos. Si un objeto se atora en su estómago o en el intestino, la mascota por reflejo tratará de vomitar para sacarlo.

Estas situaciones deben ser atendidas lo antes posible ya que ponen en riesgo la vida del perro o gato hasta impedirle una respiración normal o causar una herida a nivel interno.

Infecciones Parasitarias: Los más comunes en nuestro medio son dos, parásitos intestinales llamados ancylostoma y giardia, que aparte de vómito, provocan síntomas como pérdida de peso y diarrea.

Enfermedades de tipo viral: Estas enfermedades son las que conllevan una mayor incidencia en el aparecimiento de los vómitos, enfermedades como el parvovirus y el moquillo provocan vómito y los cachorros son los más vulnerables.

Los perros infectados también presentarán otros síntomas como pérdida de apetito y diarrea que de pueden provocar hasta la muerte de la mascota.

Intoxicaciones: Las intoxicaciones o envenenamientos suelen provocar vómitos ya que el cuerpo de la mascota intentará sacar a toda costa el veneno ingerido,  en este caso el vómito es lo más recomendado. Con una intoxicación notaras una salivación excesiva algunas veces con sangre, junto con una respiración agitada, deberás de INMEDIATO ir con un especialista.

Es importante que jamás intentes auto medicar a tu mascota, mucho menos con productos humanos para problemas digestivos, ya que suele ser muy peligroso y puedes poner en riesgo su vida.

Al notar que tu mascota tiene vómitos frecuentes llévalo de inmediato con el médico veterinario de confianza para que te de un diagnóstico de la causa y el mejor tratamiento para ello.

vómito

Algunos perros presentan vómitos en edades tempranas y de manera frecuente, por lo que es importante realizar un examen clínico para descubrir la causa.

Ten presente que al momento de llevar a tu mascota con tu veterinario te realizará una serie de preguntas sobre el estado de tu perro o gato, debes conocer: que tipo de concentrado le estas dando actualmente y si ha existido algún cambio de dieta, conocer los horario de alimentación de tu mascota y saber si tiene un comportamiento destructivo y pueda haber ingerido alguna pieza de un algún juguete o tirar el bote de basura comiendo algún resto de comida o en el peor de los caso algún hueso.

Medidas de urgencia en lo que se logra llegar con el médico:

  • Poner a dieta a tu perro durante un día (24 horas), cuando el estómago esta lastimado por los jugos gástricos el perro no acepta comida mucho menos si es concentrado, además esta caerá en su estómago dañado y provocará más dolor.
  • Si los vómitos vienen acompañados de diarrea, puedes administrarle a tu perro una pequeña cantidad de suero sin sabor o bebidas isotónicas (como Gatorade)para ayudar a reemplazar los electrolitos perdidos por los vómitos y/o diarrea y así evitar una deshidratación por la falta de agua.
  • Si tu mascota no quiere beber agua ni suero, puedes colocarle cubos de hielo para que los lama, esto hará que consuma una pequeña cantidad de agua además de desinflamar el tracto digestivo gracias a la sensación helada que provoca el hielo.

Te puede interesar: 

Dinos, que estas pensando...

Deja un comentario

X