Golpe de calor

Verano: Conoce más sobre el golpe de calor en las mascotas

El golpe de calor o choque térmico es un trastorno grave en el que el perro no es capaz de esparcir el  calor con suficiente velocidad y su temperatura corporal aumenta hasta niveles peligrosos que pueden dañar múltiples órganos e incluso causar la muerte de la mascota, este trastorno es más frecuente en perros que en gatos.

El golpe de calor debe diferenciarse de la fiebre ya que no es lo mismo, la temperatura aumenta como una respuesta del cuerpo ante lesiones e infecciones. En cambio, en el golpe de calor el aumento de temperatura se debe a que el perro no puede eliminar el calor que genera su propio cuerpo o que recibe del ambiente.

Si tu mascota sufre de golpe de calor debe ser tratado inmediatamente para evitar daños importantes y la muerte del perro. Lastimosamente, la mayoría de las veces no se reconocen los síntomas hasta que es demasiado tarde.

Golpe de calor2

Síntomas iniciales de un golpe de calor: detectar un golpe de calor en su etapa inicial puede ayudar a prevenir daños permanentes a los órganos internos de tu perro. Algunas señales son:

  • Jadeo excesivo o ruidoso
  • Sed extrema
  • Vómitos frecuentes
  • Una lengua de color rojo brillante y encías pálidas
  • La piel alrededor del hocico o del cuello no se recupera rápidamente al pellizcarla
  • Saliva abundante
  • Ritmo cardiaco elevado

Los perros que tienen más riesgo de sufrir golpe de calor son:

– Los que están restringidos a ambientes muy calientes sin posibilidad de refugiarse de las altas temperaturas (encerrados en autos, encerrados en áreas expuestas al sol y con piso de asfalto o concreto, encerrados en cuartos sin ventilación adecuada, etc.) Leer también: 4 razones para no dejar a tu perro dentro del auto

– Perros que viven en lugares muy calientes y húmedos.

– Los que tienen enfermedades cardíacas o respiratorias que afectan la respiración eficiente.

– Los que hacen ejercicios excesivos (perros hiperactivos, perros de trabajo, etc.)

– Perros muy jóvenes y perros muy viejos.

– Perros con historia previa de golpe de calor.

– Razas de pelo largo.

– Razas braquicefálicas (de cara plana y nariz achatada)

– Perros de color oscuro.

– Perros obesos.

Leer también: Tips para mantener a tu mascota protegida en verano

Que debes hacer si tu mascota sufre de golpe de calor:

Si sospechas que tu perro ha sufrido un golpe de calor debes llevarlo al veterinario lo antes posible. Sin embargo puedes realizar algunos procedimientos en lo que logras llevar a la veterinaria:

– Lleva a tu perro inmediatamente a un lugar fresco.

– Remójalo con agua fría, nunca helada, mediante una manguera, un aspersor o sumergiendo su cuerpo en un      bañador o tina (no sumerjas su cabeza y cuida que no le entre agua por la nariz o la boca).

– Pon a tu perro frente a un ventilador para que se refresque.

– Verifica la temperatura rectal de tu perro con un termómetro y deja de enfriar a tu perro cuando ésta alcance 39ºC.  A partir de esa temperatura tu perro podrá autorregular su calor corporal y no quieres causar una hipotermia por seguir enfriando a tu mascota.

Golpe de calor3

 

Fuente: http://www.deperros.org

Fecha de publicación: 27.3.2015

 

Dinos, que estas pensando...

Un comentario

Deja un comentario

X