perros y gatos

4 tips para lograr que perros y gatos estén juntos

4 tips para lograr que perros y gatos estén juntos, ya que perros y gatos son dos especies tan diferentes, pero no son diferencias irreconciliables. En este artículo encontrarás información para lograr que puedan convivir juntos:

1. El propietario. El instinto básico principal de ambos, el de cazar, se puede canalizar a través de juegos y actividades lúdicas. Así que la parte más importante para la convivencia es el rol del dueño, el tiempo que dedica a jugar, correr y mimar a sus animales de compañía. Si le dedicamos tiempo a nuestros amigos ellos pueden convivir de manera equilibrada.

2. La presentación. Es el momento más importante para una buena convivencia entre perros y gatos. Para ello el perro debe estar tranquilo, habiendo paseado, hecho ejercicio, jugado y comido lo suficiente. Y deberemos felicitarle por su buena conducta haciéndole entender que se está portando bien.

Además, es recomendable tener al perro  atado en el momento de presentarle al gato para que este pueda merodear a sus anchas y tomar confianza sin sentirse amenazado y, por tanto, sin que sienta la necesidad de huir y esconderse.

3. Territorio. Deberemos prepararlo para la convivencia, disponiendo espacios independientes para que cada uno pueda dormir y comer con tranquilidad. A los gatos no les gusta demasiado compartir, así que deberemos respetar su sentido de la propiedad sobre los territorios y los objetos.

Colocaremos el arenero del gato, su cama y sus comederos fuera del alcance del perro y dispondremos de espacios en alto donde pueda descansar o esconderse en caso de que surgiera un conflicto.

4. Cómo sucede. Si el gato se muestra desconfiado y no quiere acercarse demasiado, no hay que forzarle en absoluto a hacerlo. Dejemos que lo inspeccione y juegue a distancia y el tiempo será el encargado de ayudar a que se vaya acercando y que la relación funcione.

Conocemos a nuestro perro y sabemos detectar cuando empieza a mostrar un “interés excesivo” y está dispuesto a “enojarse”. No debemos dar la oportunidad de que se muestre agresivo porque una primera reacción mala puede marcar la futura relación entre perro y gato. Debemos hacer presentaciones lo suficientemente cortas como para que no surjan roces. El ambiente debe ser agradable para los dos.

Es importante conocer tanto al perro como al gato, sus experiencias previas, sus reacciones ante las novedades y adaptarnos a su ritmo. Hay que tener en cuenta que si las mascotas son adultas este proceso de adaptación entre ellas será más largo. De cachorros es más fácil crear un vínculo amistoso, aunque no se puede generalizar de manera absoluta porque cada animal y cada caso son diferentes.

Insistimos, somos nosotros los propietarios, los que a través de una actitud correcta y responsable facilitaremos la convivencia. Es cuestión de tiempo, paciencia y mucho cariño para todos. Y seguro que se hacen muy amigos, conviviendo en armonía y haciéndonos disfrutar de maravillosos momentos.

Publicado:27/08/2013
Fuente: mascotas.hola.com

Editado 7/04/2015

Dinos, que estas pensando...

3 comentarios

  1. hola!!!! Soy la propietaria de tres yorkis y me han traido una gatita de alrededor de tres meses y no se como debo actuar para que puedan convivir los perros con la gata ,de primera cuando ha llegado la gata le a pegado un zarpazo a una de las perritas y yo tengo miedo ,que no se vallan a llevar bien..gracias

  2. Hola Inmaculada. Yo también adopte un gatito bebe.. y al inicio mi perro muy inquieto queria morderlo, pero era parte del juego. Los primeros dias me lleve al gato o lo deje en un cuarto solo, pero poco a poco fueron poniendo sus reglas. El perro sigue queriendo jugar brusco y el gato ya marco su espacio. 🙂 Animo

Deja un comentario

X