La Gestación en Perras y Gatas

La gestación en perras y gatas, al igual que en los humanos, es un proceso natural en el que se deben tener una serie de cuidados para garantizar un parto sin riesgos y con cachorros sanos. No es un proceso sencillo, demanda un gran desgaste físico de la futura mamá y la responsabilidad nuestra del cuidado de ella y de los cachorros.

Gestación en Perras y Gatas 1

¿Cómo saber si mi mascota esta embarazada?

El diagnóstico se hace por medio del examen clínico, ultrasonido y rayos x realizados por un médico veterinario, quien también realiza una  palpación abdominal.

Gestación en Perras y Gatas 1

El período de gestación en perras es de 63 días con un rango de 56 a 72 días si se calcula desde el día de la monta; en gatas es de 62 a 67 días.

El ultrasonido y la palpación abdominal se recomienda realizar a partir de los 20-25 días de gestación  cuando se observan los sacos gestacionales. Es útil para medición de edad gestacional (cuantos días de embarazo van) vitalidad fetal (si están vivos los fetos y si se mueven) y da información aproximada del número de cachorros a nacer.

Los rayos X se recomienda a partir de los 45 ó 50 días de gestación porque en este momento ya se encuentran calcificados los huesitos de los bebés.

Cambios físicos y de comportamiento: 

  • Hinchazón de la vulva y crecimiento leve de pezones.
  • El crecimiento de las glándulas mamarias se da a partir de las tres a cinco semanas de gestación tanto en perras como en gatas (aunque algunas perras puede que no demuestren cambios hasta los últimos días de la preñez).
  • Cercano al día del parto puede observarse descarga de leche.
  • Pueden presentar decaimiento en la tercera semana cuando los embriones se están implantando y en la cuarta o quinta semana debido a que aumenta el tamaño del útero y hace presión en el estómago e hígado (este decaimiento dura solamente uno o dos días)
  • En las últimas semanas la futura mamá puede estar incomoda por el tamaño del abdomen y en el caso de las gatas maullan para buscar más atención o afecto.
  • A medida que avanza la preñez pasan más tiempo durmiendo y puede reducirse el apetito en el período cercano al parto.
  • Empiezan a tener comportamiento de “hacer nido” rascar el piso o rasgar papel; algunas buscan lugares para esconderse, ya que los consideran seguros para el parto.

Consultas con el Veterinario: Lo ideal es que  se hagan por lo menos 2 consultas prenatales. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que cada perra y cada gestación es diferente por lo que los chequeos pueden variar dependiendo de la condición de cada animal.

Cantidad de cachorros: Generalmente las razas pequeñas tienen camadas pequeñas de tres o cuatro cachorros mientras que las razas grandes tienen camadas grandes de hasta doce cachorros. Es importante realizar los chequeos ya que si solamente hay un cachorro puede haber problemas para iniciar el trabajo de parto y si son muchos cachorros pueden haber problemas de fatiga uterina.

Falsa preñez: Existen algunas condiciones que pueden simular preñez y resultan ser enfermedades que atentan contra la vida de la mascota.

Vacunaciones y desparasitaciones: Lo ideal es que la futura mamá tenga su plan de vacunación al día antes de quedar gestante; ya que ellas les dan anticuerpos maternos a sus bebés y estos pueden permanecer hasta por 12 semanas después del nacimiento y proteger a los cachorros contra enfermedades.

Mantener control de pulgas y garrapatas: es importante ya que infestaciones pueden causar anemia y transmiten parásitos.  En el mercado existen muchos productos para controlar ectoparásitos pero no todos son seguros para usar durante la gestación.

Dieta: Se recomienda dar una dieta balanceada con una densidad calórica mayor (concentrado de cachorro) dependiendo del peso de la madre al inicio del embarazo.  También deben tener acceso a suficiente agua.  Sin supervisión veterinaria, no se recomienda el dar vitaminas o suplementos de minerales, especialmente calcio ya que esto puede provocar imbalances nutricionales.

gestación en perras y gatas

Cuando ya nacieron los cachorros la lactancia es la etapa más demandante de la perra ya que necesita mucha energía para producir la leche y cuidar a los cachorros;  en esta etapa se recomienda alimentar con una dieta balanceada de cachorro.

Ejercicio: Es importante el ejercicio regular. Cualquier actividad que la mascota está acostumbrada a realizar puede seguirla realizando. Una madre con músculos tonificados tiene menos riesgos de tener problemas durante el parto.

Es importante que sepas las responsabilidades que con lleva tener a una mascota embarazada ya que tanto madre como cachorros requerirán cuidados y eres responsable de su salud y de su futuro. Debido a esto si para evitar gestaciones no deseadas y sobrepoblación de perros lo mejor es esterilizar a las mascotas.

El veterinario es quien puede resolver cualquier duda que se tenga sobre la gestación. Por esto al tener sospecha de una posible gestación se debe consultar con el veterinario para confirmar o descartar la sospecha.

M.V Andrea Carbonell
Col. Activo 1502

Te puede interesar: 

6 mitos falsos sobre la salud de mascotas que pensabas eran verdad

 

Dinos, que estas pensando...

Deja un comentario

X