oso polar, enfermo, zoologico

Oso polar fallece en un zoológico alemán al ingerir el abrigo y el bolso de un visitante

Antón, el oso polar de 25 años, murió en el zoológico de Wilhelma Alemania, al comerse un abrigo y un bolso que un visitante sin darse cuenta, dejó caer en el recinto donde vivía.

Antón enfermo y al cabo de varios días los operarios del zoológico se dieron cuenta que  escupía trozos de tela. Le suministraron un medicamento para que vomitara. Al principio vomitó varios trozos del abrigo y el bolso, pero su estado de salud empeoró y finalmente falleció.

El oso polar ya había ingerido trozos de mochilas y chaquetas en el mes de enero, pero además en la autopsia apareció que había comido un muñeco de trapo. Antón, que tenía 25 años, murió de heridas severas internas e inflamación.

Este caso es el último en una serie desafortunada de muertes en el zoológico, a causa de comer objetos en sus recintos: Egon, un hipopótamo, muerto después de tragar una pelota de tenis y Charly, el último elefante marino en el zoo, muerto después de tragar un osito de felpa.

Dinos, que estas pensando...

Deja un comentario

X