San Roque

San Roque, Patrono de los perros y las enfermedades

“Sin ninguna duda, como dueños de perro, hemos vivido alguna vez una situación de angustia por la salud de nuestros peludos  y hemos buscando la ayuda de Dios cuando se nos agotaban las soluciones médicas veterinarias”

En algunos países de América Latina lo llaman el patrono de los perros y utilizan su imagen para el bautizo de las mascotas.

La historia de San Roque

San Roque nació en Montpellier, al sur de Francia, hijo de una familia sumamente rica, sus padres murieron cuando el tenía 20 años,  vendió todas sus posesiones, repartió el dinero entre los pobres y se fue como peregrino hacia Roma a visitar santuarios. En ese tiempo estalló la peste del tifo en Italia y la gente se moría por montones.

San Roque se dedicó entonces a atender a los más abandonados, a muchos logró conseguirles la curación con sólo hacerles la señal de la Santa Cruz sobre su frente. A muchísimos ayudó a bien morir, y él mismo les hacía la sepultura, porque nadie se atrevía a acercárseles por temor al contagio.

Con todos practicaba la más exquisita caridad, así llegó hasta Roma y en esa ciudad se dedicó a atender a los más enfermos. La gente decía al verlo: “Ahí va el santo”.

Estando en Piacenza, trabajando en uno de los hospitales, el santo contrajo la mortal enfermedad,  como no quiso ser una carga para ningún hospital, decidió irse a vivir en un bosque, instalándose en una caverna.

Cuando su cuerpo se llenó de manchas negras y de úlceras y ya sin fuerzas a punto de morir un perro lo alimentó y lo cuidó milagrosamente.

Un perro que habitaba en una las casas más importantes de la ciudad empezó a tomar cada día un pan de la mesa de su amo y se lo llevaba al bosque para dárselo a San Roque.

Después de varios días que el perrito hacia lo mismo, el dueño con curiosidad siguió los pasos del perrito, hasta que encontró a San Roque muy enfermo, se lo llevó a su casa ayudándolo a restablecerse.

El 16 de agosto del año 1378 murió como un santo, encarcelado pagando una culpa injustamente. Al prepararlo en el ataúd descubrieron en su pecho una señal de la cruz que su padre le había trazado de pequeñito y se dieron cuenta de que era hijo del que había sido gobernador de la ciudad.

Toda la gente de Montpellier acudió entonces a su funeral, y desde ese momento comenzó a conseguir de Dios admirables milagros y no ha dejado de conseguirlos por montones en tantos siglos.

 

La emotiva bendición de mascotas en San Roque, Argentina.

Como todos los años, y ante una masiva concurrencia, el día sábado 12 de agosto se llevo a cabo la tradicional bendición de las mascotas en la parroquia San Roque del barrio Alberdi, Argentina.


La bendición fue presidida por un párroco de la localidad, quien pidió en nombre de San Roque por la salud de los canes y felinos que llevaron los vecinos de distintos puntos de la ciudad.

San Roque, patrono de los perros

Además se encargaron de brindar a la comunidad, información sobre la tenencia responsable de mascotas. La fiesta central de San Roque será realizada el día de hoy 16 de agosto.

Fuente: santosmilagrosos.com.ar/nuevodiarioweb.com.ar

Te puede interesar: 

Dinos, que estas pensando...

Deja un comentario

X