Kimono, el primer perro de asistencia para niños con autismo en Guatemala

Desde hace varios años se ha trabajado alrededor del mundo con terapia asistida con animales y perros de asistencia. La Terapia Asistida con Animales (TAA)   ha demostrado tener muchos beneficios como medio educativo, socialización y terapia, sobre todo en niños y adultos.
Los perros de asistencia llevan muchos años funcionando,  En Canadá, hace ya 20 años que el National Service Dogs inició a trabajar con perros de servicio como ayuda técnica, para niños con autismo, lo que les permitiera una mayor inclusión social. El programa ha sido muy exitoso y replicado en muchos paises del mundo.
En Guatemala es la primera vez que se entrega a una familia un perro de asistencia para niños con autismo, un logro que para muchos puede resultar pasajero, pero para Juan Diego y Kimono (con el apoyo de su familia y la Fundación WAY-BI BOCALAN) es el inicio de una gran historia que contar.
Kimono, el primer perro de servicio para niños con autismo en Guatemala
Kimono es el primer perro de servicio entrenado en Guatemala para ser entregado a una familia con un niño con autismo.

Kimono y Juan Diego 

Kimono es un perro labrador negro que llegó a Guatemala desde España cuando tenía 4 meses, sus padres y hermanos también son perros de asistencia en su país. Desde  su llegada fue recibido por Fundación Waybi a través del programa Bocalán Guatemala y ha sido entrenado por el profesional Raúl Maroto, quien coordina el área de entrenamiento y bienestar animal de la fundación.

Después de un largo período de adiestramiento, el pasado 23 de julio Kimono fue entregado a su nueva familia donde será el amigo esperado de Juan Diego, un niño de 4 años diagnosticado con autismo.

Juan Diego es un niño de 4 años diagnosticado dentro del espectro siendo este el primer usuario de PSNA en Guatemala. Es un niño con muchas habilidades que disfruta de la interacción con Kimono, aprendiendo incluso a relajarse con él.

Kimono, el primer perro de asistencia para niños con autismo en Guatemala
Kimono el primero perro de asistencia entrenado en Guatemala como PSNA

Actualmente Juan Diego participa en un programa de Terapia Asistida con Animales en las instalaciones de Fundación Way Bi, donde desarrolla habilidades sociales, de juego, pre-académicas y de autonomía entre otras.

Kimono, el primer perro de asistencia para niños con autismo en Guatemala

Son muchos los beneficios que aportan los perros de servicio para niños con TEA y hacen de facilitadores del niño con el entorno, mejorando su calidad de vida. La edad ideal del niño al que se le entrega un perro de asistencia, está entre los 3 y 4 años, ya que una intervención temprana en las conductas disruptivas, facilitará el que estas disminuyan en gran medida.

Kimono, el primer perro de asistencia para niños con autismo en Guatemala

Uno de los beneficios más importantes es la disminución/reducción de conductas de fuga, que consiste en que el perro les ayuda a evitar conductas de escape ante situaciones que el niño interpreta como aversivas . Los niños van agarrados al perro mediante un anclaje (aproxiamdamente de 80 centímetros de longitud) que va del cinturón del niño al arnés del perro; cuando hay una fuga, el perro la bloquea (se sienta o se acuesta) y el niño  no puede fugarse.

Objetivos de un perro de asistencia o de servicio

Además estos perros ayudan y se pueden utilizar para trabajar con el niño los siguientes objetivos:

  • Reducción de las conductas estereotipadas como el balanceo o aleteo
  • Ayudan a tolerar los tiempos de espera aumentando la tolerancia a la frustración
  • Aumentan la interacción social y las habilidades sociales
  • Aumentan la atención y concentración
  • Aumentan el contacto ocular
  • Aumenta la comunicación verbal y no verbal
  • Aumenta el aprendizaje
  • Aumenta la comprensión y seguimiento de instrucciones
  • Baja el estrés y la ansiedad
  • Ayuda a la adaptación en nuevos entornos
  • Mejoran los patrones de sueño

Perros de Asistenica

Para que un perro pueda ser de servicio o asistencia, son es seleccionado y entrenado para fomentar y facilitar la autonomía e independencia de personas con discapacidad, y dentro de los perros de asistencia encontramos de varios tipos:

  • Perro de servicio para personas con discapacidad física
  • Perro de servicio para niños con autismo
  • Perro señal , entrenado para personas con discapacidad auditiva
  • Perro de alerta médica, entrenado para detección de hipoglucemias
  • Perro guía, entrenado para personas con discapacidad visual

Los PSNA, perros de servicio para niños con autismo, a parte de cumplir con una función terapéutica, son considerados por ADI (Assistance Dogs International) como perros de asistencia porque cumplen dos características principales comunes:

  1. Vivir con su usuario y cumplir la labor de ayuda técnica que permite mayor autonomía personal a los niños y a sus familias, permitiéndoles un mejor acceso al espacio público y a la convivencia en sociedad.
  2. Dan seguridad al niño, favoreciendo y facilitando la interacción social, además de proveerlos de compañía. Estos perros se transforman en un colaborador imprescindible para los padres, que ven evidentes cambios conductuales en sus hijos.

Esta iniciativa nació en Canadá hace más de veinte años cuando National Service Dogs se planteó trabajar con perros de servicio como ayuda técnica, para que permitieran una mayor inclusión social a los niños con autismo a través de la ayuda a sus familias.

Tras el trabajo y la aplicación práctica de este proyecto se descubrieron muchas más posibilidades para este tipo de perros, ya que desde el punto de vista de la integración sensorial, proporcionaban una serie de beneficios a los niños con autismo que en su momento no se plantearon.

A través de la utilización combinada de técnicas de entrenamiento de perros guía y de servicio, mezcladas con la integración sensorial en personas con autismo, se consiguió crear un sistema de trabajo que hoy en día da grandes resultados en niños de este colectivo.

Dinos, que estas pensando...

Deja un comentario

X