Conjuntivitis en perros y gatos

Conjuntivitis en perros y gatos

La conjuntivitis en perros y gatos es una afección ocular que se produce por la inflamación de la membrana interna que recubre los párpados.

Conjuntivitis en perros y gatos

“La conjuntivitis del perro produce lagrimeo, enrojecimiento, picor y secreciones en sus ojos”

CAUSAS DE LA CONJUNTIVITIS EN PERROS Y GATOS

Una de las causas más comunes de la conjuntivitis es la intrusión de cuerpos extraños en el ojo, como polvo, arena, etc. Sin embargo, no es la única, otros de los motivos que la provocan pueden ser:

  • La penetración en los ojos de champú u otro agente irritante, como cloro (en caso que se metan a una piscina)
  • Una reacción alérgica
  • Deficiencia de la producción de lágrimas
  • Una malformación en el párpado
  • Infecciones virales
  • Moquillo o hepatitis canina, ambas presentan conjuntivitis como primeros síntomas
  • Los humanos con bacteria de conjuntivitis pueden transmitirle la infección a sus mascotas.

La primavera y el verano son épocas con mayor riesgo para que el perro padezca una conjuntivitis alérgica por polen, el calor y otras sustancias ambientales.

Razas como el Shar Pei, con una cantidad elevada de arrugas en la piel, pueden provocar la aparición de conjuntivitis cuando sus arrugas no se cuidan como es debido o, en la zona de los ojos, son más abundantes de lo que deberían. Además, los perros con ojos prominentes, como el pequinés y el pug, son más propensos a padecerla.

Una correcta higiene de los ojos del perro, así como evitar golpes o la introducción de objetos extraños, ayuda a prevenir la conjuntivitis en tu mascota.

conjuntivitis en perros y gatos

¿CÓMO SABER SI MI MASCOTA TIENE CONJUNTIVITIS?

  • Dificultad para abrir el ojo afectado. Recuerda que esta afección suele aparecer primero en uno de los ojos. También puede desarrollar rojez en los ojos.
  • Rechazo a la luz.
  • Lagrimeo excesivo y picor. De ser así, es fundamental que evites que se rasque, pues podría hacerse heridas internas con las uñas.
  • Secreción purulenta amarillenta o verdosa. Este síntoma aparecerá en los casos de conjuntivitis más grave.
  • Ante cualquier indicio, lo primero será acudir a un veterinario para que diagnostique la causa, así como el tratamiento correspondiente.

Es importante que ante cualquier problema de salud consultes a tu veterinario de confianza.


Te puede interesar:

Dinos, que estas pensando...

Deja un comentario

X