Los gatos y los problemas de estreñimiento

Los gatos y los problemas de estreñimiento

Si tienes un gato en casa, es probable que alguna vez sufra de problemas de estreñimiento, este se puede comprobar de varias formas:

1. Primero con la simple observación de la cantidad de materia defecada que puede encontrar en su caja de arena o arenero. Si la comida con la que se alimenta es sensiblemente superior a la proporción de heces recogidas, es que algo está pasando con su tracto.

También con una simple observación a lo largo del tiempo y comprobando sus hábitos. Por ejemplo, si el animal hace mucho esfuerzo para defecar, si sus heces son duras y secas y si la cantidad de desechos es, como comentábamos, menor.

– Las causas más comunes del estreñimiento en los gatos son las obstrucciones, problemas con la caja de arena, la deshidratación, la falta de ejercicio y una escasa alimentación.  Ahora, vamos a comentar cada una de ellas.

Obstrucciones. Esto no sucede si el animal es alimentado por concentrado para gatos. Pero en el caso de la comida ordinaria que ocasionalmente se le administre sí es posible que caiga algún hueso que sirva de desencadenante de una obstrucción.

También la acumulación de pelos no digeridos y de otras sustancias extrañas figuran entre los precursores del estreñimiento sobrevenido. Piense cuánto le gusta cazar a algunos gatos. Si tiene acceso al medio natural, si puede hacerse con presas como lagartos o pequeños pájaros, ahí es donde estará parte del riesgo. La solución es reducir o eliminar por completo esas “excursiones”.

Pregunte a su veterinario de confianza qué soluciones laxantes están disponibles para su mascota, recuerde que los laxantes para humanos no se pueden usar para pequeños animales como su gato.

Problemas con la caja de arena. A los gatos no les gustará usar su caja de arena si está sucia o compartirla con otro animal que deje su olor en el mismo lugar. Tal vez por ello, evite defecar en su interior y, bajo esa condición, entrará en una dinámica que le ocasionará estreñimiento. Utilice cajas de arena diferentes y separadas para cada animal. Es una buena y sencilla solución.

Deshidratación. Los gatos deshidratados tienen todos los números para tener estreñimiento. Piense que su concentrado seco, la comida deshidratada, puede obligar al animal a tener que aportar más agua de su organismo para poder realizar una digestión eficiente. La solución para impedir el problema de estreñimiento derivado no es otra que hidratar convenientemente a la mascota. Téngalo en cuenta.

Otro dato que puede resultarle útil. A algunos gatos, no les gusta el agua fría y cuando se enfrentan a ella para beber, pueden optar por dejar de tomar agua y, en consecuencia, avanzar en la deshidratación gatuna. Estudie si su animal tiene estreñimiento porque no bebe agua y porque su temperatura le resulta intolerable.

El ejercicio es fundamental para ayudar a los movimientos peristalticos, los propios de la digestión y los de la circulación de los alimentos deglutidos por el tracto intestinal. Si su gato es sedentario, también tendrá todos los números para conseguir un estreñimiento persistente y prolongado en el tiempo.

Insuficiencia alimentaria. Un gato que no coma lo suficiente tendrá resentido su sistema digestivo, lo que es una garantía para un funcionamiento insuficiente y desigual. La reacción del organismo de la mascota ante esta situación puede ser el estreñimiento.

Los horarios regulares de alimentación pueden, del mismo modo, estar en el origen de un estreñimiento ocasional o pertinaz. Evalúelo.

Otro dato. La soja, el maíz y el trigo de algunas comidas baratas para gatos son también agentes procuradores del estreñimiento felino. Busque una alimentación con concentrado de calidad la próxima vez que vaya a comprar comida para gatos en su tienda de animales de confianza. La salud de su mascota saldrá ganando.

Publicado: 09/09

Fuente: blogperrosgatos.worldpress

revisado 16/4/15

Dinos, que estas pensando...

Deja un comentario

X