El gato como animal de compañía

Gato como animal de compañia

Son animales que controlan sus emociones mejor que los humanos, son más ágiles que los perros, son controladores, fuertes, silenciosos, dotados de una estructura física excepcional, autosuficientes e independientes,pero eso no significa que sean incapaces de sostener una relación de afecto con sus “dueños”.

Quienes tienen gatos saben lo cariñosos que son, claro que expresan su amor de un modo distinto a los perros, el gato, por el contrario, ronronea y se frota para demostrar su cariño. Aunque sabemos que un gato siempre mantiene su autonomía, lo que le permite establecer sus propias normas de convivencia, como decidir la oportunidad del acercamiento, buscar o aceptar las caricias, jugar o permanecer a cierta distancia de los miembros de la familia humana.  

Se tiene la percepción son animales solitarios, pero también pueden ser animales sociables con la correcta educación y afecto que se les dé. Debemos de estar conscientes que el gato no es como el perro y que su forma de entrenamiento es de acuerdo a su instinto y requiere mucha paciencia y adiestramiento en positivo reforzado con premios.

Los felinos se han convertido en excelentes mascotas de compañía y como animales de terapia, ya que por la tranquilidad que transmiten y su incansable juego, hacen que niños y adultos disfruten de su compañía. Además que no hay gato estresado por lo que el contacto con un felino reduce el estrés.


Fecha de publicación: 28/05/2013

Dinos, que estas pensando...

Deja un comentario

X