Nos Vamos de viaje con nuestra mascota. ¿Estas preparado?

– Viajar en avión. Si vas a viajar en avión, infórmate de las condiciones para transportarlo. Hoy en día,todo es más sencillo para viajar con nuestra mascota en el avión.  Es conveniente que te informaras antes de la legislación vigente relativa a la entrada de mascotas procedente de otros países. Es verdad que algunos paises tienen leyes más restrictivas a respecto, lo que hará muy complicado el hecho de que puedas viajar con tu animal. Toda esta información la podrás encontrar en el consulado del país a donde vas o por Internet sin lugar a dudas.

– Controles anteriores. Es muy aconsejable llevar al animal al veterinario antes del viaje, tanto para ponerlo al día con las vacunas, como para asegurarte que queda completamente desparasitado. Una revisión de su estado general de salud, ayudará que te quedes tranquilo en este sentido, pues no todos los animales sobrellevan los viajes igual de bien.

– Posibles preparativos en el coche. Existen varias posibilidades, en función del tamaño del animal y de los pasajeros que vayan a viajar contigo. Estas van desde una red o reja de separación entre las plazas traseras y delanteras del vehículo a un remolque para perros, aunque la más habitual es que realicen el trayecto en un transportín o jaula para animales. Las nuevas son algo caras, pero también  puedes encontrar jaulas de viaje en las páginas webs de anuncios clasificados, con lo que ahorrarás bastante dinero.

– Cartilla de vacunaciones. Llevala siempre durante tu viaje.

– Viaje en coche. Seguir las normas, haciendo que el perro este separado del espacio de los viajeros, sobretodo del conductor.

Hospedaje. Si te vas a hospedar en un hotel, en un camping o en un apartamento, asegúrate antes de que admiten mascotas y de que tipo.

– Ética. Deberemos ser respetuosos con los demás usuarios. Llevarlo atado si es el caso. Que este limpio y que en general no moleste a otros clientes.

– Hazlo sentir como en casa. Debemos hacer que se sienta cómodo con su lugar para la comida y para beber. Su manta o camita, el espacio donde suela dormir.

– Durante el viaje. Si el trayecto es largo, en el caso de que se trate de un perro, deberás tener a mano su bebedero y una correa, para que pueda beber y estirar las patas cuando realices las paradas de descanso lógicas en viajes de este tipo.

– Si eres de los que miman mucho su coche o si viajas en auto de alquiler, a no ser que hayas optado por el transportín,  para evitar que el animal te lo llene de pelos o vomite en el,  puedes recubrir los asientos con una manta vieja o algo similar.

– En cuanto a la alimentación durante las vacaciones intenta que sea la misma de siempre, pues en ocasiones los cambios en el pienso le pueden sentar mal incluso ocasionarle diarrea o estreñimiento.

 

Fecha de publicación 20/05/2013

Dinos, que estas pensando...

Deja un comentario

X